Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

Galería de imágenes

(CR) ‘Cuidamos la educación del yo al nosotros’ es el eje temático con el que se ha convocado esta semana a equipos directivos y representantes de diversas instituciones educativas cristianas de Cataluña e Islas Baleares. El acto se ha celebrado el martes en la cúpula del Museo Nacional de Arte de Cataluña en Barcelona, ​​impulsándolo Editorial Cruïlla para hablar sobre educación emocional.

En un formato de mesa redonda se ha hablado del nuevo currículo en Cataluña, urgencias a atender, cómo ven la educación hoy, y cuál debe ser el papel de la escuela cristiana en este contexto. La directora de la editorial, Núria Melgosa, ha moderado este espacio de conversación, que ha contado con la intervención de la secretaria general de la Fundación Escuela Cristiana, Meritxell RuizModesto yugo de la Fundación Educativa Dominicas de la Anunciata del Padre Coll (FEDAC), Antoni Burgaya de Escola Pia, y Anna Prats de la Fundación Educativa Dominicas de la Enseñanza.

"Vivimos demasiado qué hacer, qué no hacer, qué toca hacer y miramos poco al alumno; debemos hacer un cambio de mirada y mirar a la persona", ha señalado Burgaya. Y Ruiz ha explicado el trabajo de la Fundación Escuela Cristiana "de un proceso de reflexión estratégica sobre cuál es el papel de la escuela cristiana en nuestra sociedad y en Cataluña en particular". También recordó el lema de la FECC, sobre la 'Mirada cur(i)osa', que pone el foco en el cuidado y la voluntad de conocer. "Las escuelas cristianas debemos conseguir trabajar en red y aprender de nosotros mismos", ha apuntado como pilar básico.

El presidente ejecutivo de SM, José Manuel Cidadque ha sido responsable de educación de la Red de Colegios Marianistas de España, es quien ha abierto el acto. Cidad ha defendido la necesidad de transitar un camino "de lo individual a lo colectivo, de lo único y especial de cada institución a la responsabilidad conjunta y compartida de todos los que participamos del mundo educativo". El director corporativo de Educación de SM, Carles Suero, ha finalizado la clausura.

Veinte años de investigación empírica sobre educación emocional

"Desde la neurociencia no venimos a cambiar el mundo de la educación, lo que hacemos es algo mucho más básico: explicar cómo funciona el cerebro y cómo hay estrategias pedagógicas que funcionan", ha dicho el neurocientífico David Bueno en la ponencia inicial.

Se ha expresado en la misma línea Laia Mestres, que ha recordado que hay "veinte años de investigación empírica detrás" que avalan el trabajo emocional en el aula. Y ha hablado del "desarrollo integral del alumnado" a partir de la correlación que existe entre "desarrollo emocional" y "desarrollo humano".

Mestres es especialista en educación emocional y acompaña a escuelas a desarrollar sus propios programas. Un trabajo que Mestres ha hecho, por ejemplo, con Dominicas de la Enseñanza, con el proyecto 'Look inside' que se dirige a maestros, alumnos y familias, y que ha garantizado que el método gane coherencia y rigor.