Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

(CR) "¡Tengo trabajo para vivir ciento cincuenta años!", decía el padre Massot. Una expresión que describía la ingente capacidad de trabajo de este monje de Montserrat. El mallorquín Josep Massot i Muntaner ha fallecido esta madrugada, a sus 80 años, al día siguiente del día de Sant Jordi. Editor, historiador y filólogo, marcha así un sabio, una figura genuina y primordial en la defensa de la cultura y de la lengua de los Países Catalanes.

El padre abad Manel Gasch presidirá su funeral, el próximo martes, 26 de abril, a las 10:45 h. Hacía cincuenta y siete que era monje y cincuenta que era sacerdote. El padre Massot consideraba a Santa María de Montserrat "un monasterio que une la catalanidad y la universalidad", en el que había aprendido "a servir a los demás y a trabajar en la lucha por los derechos humanos y los derechos de los pueblos". Así lo expresó al recibir el Premio de Honor de las Letras Catalanas (2012) por su trabajo como escritor y director de Publicaciones de la Abadía de Montserrat. Junto al jesuita Miquel Batllori es el único eclesiástico que ha recibido esta distinción.

Josep Massot deja una huella honda en la cultura catalana contemporánea. Lo recogen las sesenta personalidades que glosan la labor del monje en el libro El monjo, l’historiador i l’editor. Homenatge a Josep Massot i Muntaner. El libro se presentó este noviembre en un acto privado sorpresa para Massot. Con la publicación de esta recopilación homenaje, coincidían tres efemérides: los cincuenta años de ordenación presbiteral, los cincuenta años al frente de las Publicaciones de la Abadía de Montserrat y los ochenta años de su nacimiento. 

Hijo de Palma de Mallorca (1941), se licencia en Filología Románica en la Universidad de Barcelona en 1962. Aquel año ingresa en la Abadía de Montserrat como monje benedictino. Hace la profesión monástica en 1964. En 1971 es ordenado presbítero y el abad de ese momento, Cassià M. Just, le nombra director de las Publicaciones de la Abadía de Montserrat (PAMSA), que ha dirigido hasta ahora. Dirigió también las revistas Serra d'Or y Randa . 

Una de las dimensiones más destacadas de esta actividad cultural fue su capacidad para implicar a intelectuales y personas relevantes de la cultura catalana de diferentes tendencias. Así contribuyó a consolidar a Montserrat como punto de encuentro y diálogo cultural y social. La mayoría de firmas relevantes de la cultura catalana de los últimos años han pasado por las páginas de Serra d'Or o han publicado en PAMSA. En la editorial montserratina también dio cabida a publicaciones en catalán de gran importancia científica o histórica que hoy son imprescindibles para la alta cultura.

El padre Massot ha sido un puntual en la continuidad de la labor editorial de Montserrat con 500 años de historia. Una tarea en la que el rendimiento comercial quedaba subordinado a la defensa y el prestigio académico de la lengua catalana. Paralelamente, bajo su dirección, la editorial ha mantenido la publicación de obra de carácter religioso y espiritual de difusión popular, con colecciones de referencia como "El grano de trigo", conjuntamente con obras de carácter más teológico o académico en catalán. La mayoría de especialistas de este país han encontrado con el padre Massot un editor que se interesó por su investigación. 

Ha sido profesor de catalán para los monjes jóvenes en la Escuela Filosófica y Teológica de Montserrat, secretario de la Asociación Internacional de Lengua y Literatura Catalanas y presidente de la Sociedad Catalana de Lengua y Literatura, filial del Institut d'Estudis Catalans, presidente de la Sección Histórico-Arqueológica del IEC, secretario de la Real Academia de Buenas Letras de Barcelona y miembro de la Sociedad de Onomástica y de la Sociedad Verdaguer.

Galardonado con la Cruz de Sant Jordi (1996), Massot es también Doctor honoris causa por la Universidad de las Islas Baleares (1999) y de Valencia (2016). 

Entre las publicaciones sobre literatura, lengua e historia destacan Els escriptors i la guerra civil a les Illes Balears (1990), Materials de l’Obra del Cançoner Popular de Catalunya (1993-2011), Guerra civil i repressió a Mallorca (1997), Església i societat a la Catalunya contemporània (2003) y Els mallorquins i la llengua catalana (2018). Estos títulos y numerosas conferencias lo convierten en uno de los estudiosos imprescindibles de la Guerra Civil en los Países Catalanes y el papel de la Iglesia y la persecución religiosa de ese período. Reunió numerosos testigos directos de los que hoy sólo podemos tener constancia por sus libros.  

En 2012, coincidiendo con el Premio de Honor de las Letras Catalanas, escribió la Letra de Navidad de Catalunya Religió.