Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

Galería de imágenes

El salesiano reclama "combatir las fake news que dicen que los musulmanes quieren invadir Europa: menos hablar de los musulmanes y más hablar con los musulmanes"

Cristóbal López dice que "Europa reprime a los migrantes como Pilato se lava las manos, haciendo que sean los demás los que hacen el trabajo sucio, y eso es una vergüenza"

[Escuche en el podcast]

(Animaset) El presidente del episcopado del norte de África, el cardenal Cristóbal López, ha pedido este viernes a Europa que acoja sin distinciones a las personas que llegan tanto si son europeas, árabes o subsaharianas, porque "con Ucrania se demuestra que es posible". Lo ha reclamado durante la primera edición de la Tribuna Joan Carrera, una iniciativa del Grupo Sant Jordi de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos y El Punt Avui, con el apoyo de trece entidades, que se ha celebrado en Barcelona y ha presentado el arzobispo de Barcelona, ​​el cardenal Juan José Omella.

"En esto nos debemos convertir todos", ha advertido el cardenal López, que ha criticado que se actúe diferente según la procedencia de los refugiados, y ha recordado que con el conflicto sirio el gobierno español "dijo que no".

En este punto, ha mencionado el presidente español, Pedro Sánchez , que "sacó las concertinas de España para llevarlas a Marruecos". En este sentido, ha dicho que "Europa reprime a los migrantes como Pilato se lava las manos, haciendo que sean los demás los que hacen el trabajo sucio, y esto es una vergüenza".

El cardenal ha defendido dar un paso más en el conocimiento mutuo entre cristianos y musulmanes, como ha expuesto que ya se está dando en muchos ámbitos. "Es posible la fraternidad entre musulmanes y cristianos, y esto me parece fundamental decirlo aquí", ha expresado.

"Es perfectamente posible establecer amistades sinceras y profundas entre musulmanes y cristianos, trabajar juntos para construir un mundo mejor", ha manifestado. Ha ilustrado la relación entre unos y otros diciendo que "no es la misma relación que la Coca-cola y Pepsi".

López también ha hecho un llamamiento a "combatir las fake news que dicen que los musulmanes quieren invadir Europa y acabar con nuestra cultura o civilización". En este punto, ha sido claro: "Menos hablar de los musulmanes y más hablar con los musulmanes".

El cardenal, en un auditorio con más de un centenar de personas procedentes de entidades cristianas de Cataluña y moderado por la directora de Catalunya Religió, Laura Mor, ha defendido el diálogo interreligioso entre cristianos y musulmanes: "Es posible y una realidad creciente no sólo en Marruecos, sino también en Cataluña".

Entre los asistentes se encontraban responsables de las entidades convocantes y miembros de la familia salesiana. También han asistido el diputado en el Congreso Joan Capdevila, la directora general de Asuntos Religiosos,  Yvonne Griley, el presidente del CAC,  Xevi Xirgo, el director adjunto de El Punt AvuiCarles Sabater, y el presidente del Grupo Sant Jordi, Pere Fàbregues, que ha presentado el acto.

En el turno de preguntas, y sobre la política española en cuanto al Sáhara Occidental, el cardenal de Rabat no ha querido posicionarse, pero ha asegurado que "la Iglesia se preocupa de los saharauis como de todos los pueblos".

También ha valorado la próxima canonización de Carlos de Foucauld como "un momento de extraordinaria importancia" para que los cristianos de Marruecos se sientan "inspirados" por su testimonio. "Esta canonización es como decirnos, adelante, está en el buen camino, no se preocupe", ha concluido.

El arzobispo de Barcelona, ​​el cardenal Juan José Omella, que ha presentado a López, ha criticado "el pesimismo de Europa" y lo ha puesto junto al optimismo que ha mostrado el arzobispo invitado. "Europa no irá adelante sin esperanza, sin creer en sí misma", ha manifestado, y ha aprovechado para reclamar más medidas de apoyo a la familia a los políticos europeos.

"La Iglesia catalana sigue viva"

En la apertura del acto, el presidente del Grupo Sant Jordi de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos, Pere Fàbregues, ha destacado que el encuentro "demuestra que la Iglesia catalana, la milenaria Iglesia catalana, sigue bien viva y mantiene una vitalidad y un perfil propio que procede de una larga historia, arraigada en la tradición tarraconense tan bien definida por el canónigo Carles Cardó".

Cristóbal López Romero nació en un pueblo almeriense y desde pequeño se estableció en Badalona. Hizo Ciencias de la Información en la UAB y Teología en el Seminario de Barcelona, ​​donde fue ordenado en 1979. Salesiano, con 32 años fue enviado a Paraguay, donde fue provincial de los salesianos primero y presidente de la conferencia de los religiosos. Llegó a Marruecos en 2003, es arzobispo de Rabat desde 2017 y cardenal desde 2019.

Los actos de la Tribuna están respaldados por trece entidades, que son Animaset, el Consejo de Laicos de los Capuchinos de Cataluña, la asociación Cristianisme al segle XXI, Cristianisme i Justícia, Equipos de Pastoral de la Política y la Comunicación, la Fundación Catalunya Religió, la Fundación Escola Cristiana De Catalunya, la Fundación Joan Maragall, la Fundación Pere Tarrés, Justícia i Pau, la Liga Espiritual de la Virgen de Montserrat, Santa Ana-Hospital de Campaña y la Unión de Religiosos (URC).

La actividad, en formato de comida coloquio, y que prevé hacerse dos o tres veces al año, tiene por objetivo recoger y actualizar las inquietudes en la trayectoria del obispo Joan Carrera, redactor del documento Arrels cristianes de Catalunya. Pretende abordar la situación del cristianismo, las experiencias de diálogo, la comunicación y la participación social para potenciar la presencia del hecho religioso en la sociedad catalana.