Pasar al contenido principal
2 Catalunya Religió Lun, 14/11/2022 - 10:25
500 Ignasi Generalitat
[Foto: Ajuntament de Manresa]
Galeria d'imatges

CREl papa Francisco ha hecho llegar una carta  al acto institucional que se ha celebrado este lunes en la Generalitat para conmemorar los 500 años de la estancia de San Ignacio de Loyola en Catalunya. El acto ha estado presidido por el presidente Pere Aragonès y el cardenal Juan José Omella ha sido el responsable de leer el texto del Papa.

El arzobispo de Barcelona ha explicado Francisco conocía la voluntad de la gente de Manresa de que el Papa pudiera ir y por eso había querido hacerse presente en acto con la carta que ha leído en castellano. El texto hace referencia al acto de Barcelona como "evento singular" con autoridades religiosas y civiles que "se reúnen de manera institucional para celebrar este evento".

En la carta, Francisco destaca que "es significativo en estos momentos pensar que, para llevarlo hasta Manresa, Dios se sirva de una guerra y una peste". Es una muestra de cómo "a través de las crisis, Dios nos dice que no somos nosotros los señores de la Historia, con mayúsculas, ni siquiera de nuestras propias historias". Haciendo referencia a los ejercicios espirituales, el Papa remarca que San Ignacio “no retuvo esta gracia por sí mismo, sino que la consideró desde el principio como un don para los demás, como un camino, un método que podía ayudar a otras personas a encontrar con Dios”.

En la intervención que ha cerrado el acto, el presidente Aragonés ha explicado que el aniversario es "una gran efeméride para toda la comunidad cristiana y también, desde un punto de vista más global, para el conjunto de Cataluña". Y ha recordado que "hace 500 años Ignacio de Loyola hizo camino por diferentes lugares de Cataluña, como Montserrat o Barcelona, ​​pero es en Manresa donde vive uno de los episodios más importantes de su vida". "Este hecho ha internacionalizado la ciudad de Manresa", ha subrayado.

Aragonés también ha reivindicado los valores de "búsqueda del bien común y lucha contra toda forma de desigualdad" de la figura de San Ignacio de Loyola. Y ha hecho notar que "si hay un elemento que puede dividir nuestra sociedad son las desigualdades sociales y económicas". Por este motivo, ha subrayado que "es imprescindible que como sociedad, como país, nos fijemos el objetivo de erradicar toda forma de desigualdad".

En el acto también ha intervenido el superior de la Cueva de Manresa, David Guindulain, el alcalde de Manresa, Marc Aloy, el jesuita Xavier Melloni, y la consejera de la Presidencia, Laura Vilagrà.

Guindulain ya ha explicado que Cataluña es el lugar donde Sant Ignasi encontró a las personas que le ayudaron a realizar su sueño y que “aquí dejó amigos y amigas, colaboradores de su proyecto de ayudar a las almas y maestros de formación”. El alcalde Aloy ha destacado como uno de los eventos más relevante de esta conmemoración el encuentro interreligioso 'Cruïlla de Camins' que se celebrará a finales de este mes.

En el acto también ha asistido el arzobispo de Tarragona, Joan Planellas, el arzobispo de Urgell, Joan-Enric Vives, el obispo de Vic, Romano Casanova, el abad de Montserrat Manel Gasch, y el abad de Poblet, Octavi VilàLa celebración ha contado con actuaciones del Esbart Manresà de la Agrupación Cultural del Bages y el Orfeó Manresà.

Us ha agradat poder llegir aquest article? Si voleu que en fem més, podeu fer una petita aportació a través de Bizum al número

Imagen
Donatiu Bizum

o veure altres maneres d'ajudar Catalunya Religió i poder desgravar el donatiu.