Pasar al contenido principal
2 Catalunya Religió Lun, 31/01/2022 - 15:17
Galeria d'imatges

(CR) Este sábado Manresa ha acogido el acto institucional de inauguración del Año Ignaciano con motivo de la conmemoración de los 500 años de la conversión de san Ignacio de Loyola. En el acto ha participado el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, la presidenta del Parlamento de Cataluña, Laura Borràs, la presidenta de la Diputación de Barcelona, Núria Marín, y el alcalde de Manresa, Marc Aloy

"Ignacio de Loyola nos convoca y nos reúne". El concejal manresano y teniente de alcalde de turismo y proyección de ciudad, Joan Calmet, ha destacado la figura del santo y su mensaje. "Ignacio nos habla, y su palabra transmite valores atemporales y universales", ha dicho. En especial, ha hecho referencia a la "transformación". Un valor "de cambio" que, para Calmet, debe permitir "pensarnos y repensarnos". 

Sobre la impronta de Ignacio de Loyola en la capital de Bages, Calmet ha asegurado que "no hay muchas huellas que sobrevivan 500 años". Se ha referido al santo como "el manresano más universal que podemos imaginar" y a su impronta de "consecuencias muy importantes y que han sobrepasado los límites". 

Marc Aloy, en su intervención, remarcó la oportunidad que presenta para la ciudad esta celebración. Unos actos que deben llevar a Manresa por todas partes "como lo hizo san Ignacio". También ha repasado las transformaciones en el mundo y en la Manresa actual en relación a los grandes cambios globales de la época de Ignacio de Loyola, hace 5 siglos, y ha llamado a "impregnarnos de este espíritu para proyectarnos hacia un futuro mejor". 

La presidenta de la Diputación de Barcelona ha explicado que el programa "honra el pasado para relanzar la ciudad hacia el futuro", revalorizando "su enorme patrimonio con una mirada renovadora". En la misma línea, Laura Borràs ha hablado de Manresa como "cuna del renacimiento espiritual y político". "Un motivo de orgullo para todo el país", ha dicho. Por último, el presidente Pere Aragonès ha asegurado que la celebración "tiene un potencial enorme" y que "es una gran oportunidad para reforzar la proyección de Manresa en el mundo".

Tras la de los parlamentos institucionales, la sesión conmemorativa ha seguido en la plaza Major de Manresa con el espectáculo inaugural 'Manresa Transforma'. Ha estado a cargo de la compañía de danza aérea Sacude y ha contado con la participación de Xàldiga y de la Colla Castellera Tirallongues.

En el acto también ha estado presente el obispo de Vic, Romà Casanova, el abad de Montserrat, Manel Gasch, el delegado provincial de los Jesuitas de Cataluña, Enric Puiggròs, y el superior de la Cueva de Sant Ignasi, Lluís Magrinyà

Una celebración que llega a la Sagrada Familia

La Compañía de Jesús inició las celebraciones del Año Ignaciano con la festividad de San Ignacio el pasado 31 de julio. El superior general de los Jesuitas, Arturo Sosapresidió una eucaristía en el Santuario de la Cueva de San Ignacio coincidiendo con la inauguración de los nuevos mosaicos de Marko Rupnik en el santuario. Un año en el que se prevé una serie de actos para celebrar la conversión del fundador de la compañía. Un ejemplo es la eucaristía que se prepara para el próximo 12 de marzo y que tendrá lugar en la Sagrada Familia. Será uno de los actos principales de la Compañía de Jesús en Cataluña y contará con un corazón formado por 500 personas vinculadas a la red jesuita de Cataluña.

Us ha agradat poder llegir aquest article? Si voleu que en fem més, podeu fer una petita aportació a través de Bizum al número

Imagen
Donatiu Bizum

o veure altres maneres d'ajudar Catalunya Religió i poder desgravar el donatiu.