Pasar al contenido principal
vlaferrara Vie, 15/07/2022 - 12:34
Arturo Sosa a Barcelona
Galeria d'imatges

(Laura Mor –CR) Una de las palabras que más ha repetido el general de los jesuitas en su estancia en Barcelona ha sido la colaboración. Arturo Sosa cree en el trabajo conjunto con los demás. Un trabajo que no sólo hace posible la misión de la Compañía de Jesús, sino que la hace mejor. Así lo ha defendido este jueves en la inauguración del Congreso Internacional de Antiguos Alumnos de los jesuitas que esta semana reúne a cerca de trescientas personas de todo el mundo en la escuela de Sant Ignasi de Sarrià en Barcelona.

"No ha sido fácil para los jesuitas compartir lo que llegamos a creer que era exclusivo para nosotros", ha reconocido en la ponencia de apertura en el salón de actos de la escuela. Sosa ha señalado que "Dios es paciente", que son "la mínima Compañía" -15.000 jesuitas en todo el mundo- y que han necesitado "tiempo para entender que las obras y las escuelas podían ser mejores si otros religiosos y laicos se unían al trabajo y compartían sus dones”.

Garantizar la educación de calidad a todo el mundo

En este sentido, ha hablado también de la necesidad de "mantener el vínculo" y de "compartir inspiración" de acuerdo a las preferencias apostólicas de la Compañía. Sosa ha pedido ser "agentes de esperanza y reconciliación", trabajar por la justicia, y responder a los grandes retos del mundo, como son las migraciones, la ecología y el reconocimiento de la mujer en la Iglesia. En este servicio considera que "las posibilidades de colaboración de los antiguos alumnos son inmensas", pero que también "exige pasar de la mentalidad de mi asociación a sentirse comunidad global".

El parlamento ha recordado el compromiso de las obras jesuitas con el Pacto Educativo Global que promueve el papa Francisco. Sosa ha hecho un subrayado a la hora de garantizar el derecho a la educación de calidad a todos, especialmente, de las personas más vulnerables. "No hay mejor manera de agradecer la calidad de la educación recibida que compartirla con otros y trabajar para que todas las personas puedan acceder a una educación de calidad", ha afirmado.

Lo ha ilustrado recordando una conversación con una joven refugiada del conflicto de Sudán del Sur. Estando de visita en un campo en Nairobi, le pidió que no dejaran "de ofrecer educación a los campos de refugiados" porque era "la única oportunidad de salir de aquí y ser alguien". Según el Informe del Servicio de los Jesuitas a los Refugiados, los refugiados pasan una media de 17 años en los campos.
 

Los ejercicios, la herramienta más poderosa

El padre general ha hablado también del discernimiento y la espiritualidad ignaciana. "Las asociaciones de antiguos alumnos deben acompañar procesos para ser personas", les ha dicho. Y ha hablado de lo que considera "la herramienta más poderosa de la espiritualidad ignaciana": "¿Os imagináis que todos los alumnos que han pasado por nuestras escuelas ofreciera ejercicios espirituales a otro?", ha sugerido.

Para Sosa, ese trabajo interior pide renuncia y generosidad. Y que, de acuerdo a lo que vivió san Ignacio, pasa por “reconocer el paso de Dios en lo que se vive”. En este sentido les ha animado a vivir desde esta actitud, recordando que "el hacer de san Ignacio era la respuesta a un nuevo ser".

En el acto de inauguración se han hecho presentes, entre otros, el  secretario de educación de la Compañía de Jesús, José Alberto Mesa, el consiliario de WUJA, William Muller, el delegado de la Plataforma Apostólica de Cataluña,  Enric Puiggròs, y el hasta ahora director de Jesuïtes Educació, Enric Masllorens.

El venezolano se ha reunido también con sesenta jóvenes participantes en el Congreso. En diálogo con ellos y ellas, y respondiendo a sus preguntas, les ha pedido que sean activos y creativos, que no tengan miedo y planteen propuestas para encontrar espacios de encuentro y colaboración. 

El X Congreso Mundial de Antiguos Alumnos empezó la noche del miércoles con una eucaristía en Santa Maria del Mar y se alargará hasta el domingo, con charlas y talleres con expertos en ámbitos diversos. La jornada de este jueves ha contado con sesiones dedicadas a la ecología, las migraciones y el papel de la mujer en la Iglesia. Los participantes también realizan actividades diversas, como la posibilidad de visitar y conocer de cerca la labor de las entidades sociales de la Compañía de Jesús en Cataluña. 

Us ha agradat poder llegir aquest article? Si voleu que en fem més, podeu fer una petita aportació a través de Bizum al número

Imagen
Donatiu Bizum

o veure altres maneres d'ajudar Catalunya Religió i poder desgravar el donatiu.