Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

(Laura Mor –CR / Llinars del Vallès) Ya se han hecho los últimos retoques y tienen la conformidad de todo el equipo. Esta semana se instalan, en el frontón de la fachada de la Pasión de la Sagrada Familia, el león de Judá y el cordero de Abraham. Son dos figuras bíblicas que el artista Lau Feliu ha esculpido sobre granito. Hemos entrevistado al escultor en el cantero que ha asumido el encargo. Y también hemos podido hablar con el arquitecto que dirige las obras del templo, Jordi Faulí.

Se trata de un proceso de creación colectivo, tal como explica Lau Feliu. Este artista catalán cuenta ya con una notable cantidad de obra religiosa. El año pasado inauguró una escultura de San Ignacio pidiendo limosna en Santa María del Mar.

Faulí describe en el vídeo el sentido de las nuevas esculturas: “Son dos prefiguraciones de Cristo”. El carnero, que se entrega al sacrificio, se situará a la derecha de las columnas; y el león, que vence a la muerte, a la izquierda. A estos dos acroterios se sumará una cruz con ángeles en el centro de la composición, que aún está en proceso de diseño y producción.

Han formado parte de este proyecto el arquitecto Xisco Llabrés y el equipo de Jordi Barbany. Granits Barbany, ubicada en el polígono industrial Mogent de Llinars del Vallès, es una de las seis empresas catalanas que trabajan la piedra para la Sagrada Familia. El resto son en L'Hospitalet de Llobregat, Ulldecona, Juneda, Tarragona y La Floresta.