Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

(CPL) El Centro de Pastoral Litúrgica de Barcelona (CPL) ha otorgado el Memorial Pere Tena de Pastoral Litúrgica, en su segunda edición, al obispo de León y presidente de la Comisión Episcopal de Liturgia de la Conferencia Episcopal Española Julián López Martín y el hasta hace pocos meses director del Secretariado de esta comisión, el presbítero claretiano Joan Maria Canals Casas. El Memorial se entregará en un acto público en el Seminario de Barcelona el miércoles 3 de febrero.

Con esta concesión conjunta, decidida por el Consejo de la entidad el día 1, y según manifestó su presidente Jaume Fontbona, el CPL ha querido distinguir la labor realizada por ambos al servicio de una mejor celebración y vivencia de la liturgia en España en la línea abierta por el Concilio Vaticano II, y por la que tan activamente trabajó el recordado obispo Pere Tena, al que ambos se han manifestado siempre estrechamente vinculados. Y, con ellos, el CPL ha querido también distinguir la labor que en todo el territorio español se ha llevado y se sigue llevando a cabo para lograr que las celebraciones litúrgicas sean realmente el momento culminante de la vida de la comunidad cristiana.

El obispo Julián López, nacido en Toro (Zamora) en el año 1945, fue nombrado obispo de Ciudad Rodrigo en el año 1994, y posteriormente obispo de León en 2002. Fue presidente de la Comisión Episcopal de Liturgia entre los años 2002 y 2011, siendo reelegido de nuevo en el año 2014. El padre Joan Maria Canals Casas, nacido en Girona en 1936, después de largos años de trabajo en la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, fue nombrado director del Secretariado de la Comisión Episcopal de Liturgia cargo que ejerció hasta el año 2014, en el que cesó por motivos de edad. Por otra parte, cabe señalar que ambos son miembros del consejo de redacción de la revista de pastoral litúrgica Phase, fundada por el obispo Pere Tena y editada por el CPL.

El Memorial Pere Tena se instituyó en memoria del obispo Pere Tena (1928-2013), fundador del CPL y pedagogo de la liturgia, para dar relieve a todo lo que contribuye a vivir la liturgia de la Iglesia en nuestro mundo actual y para recordar de forma constante la importancia de la pastoral litúrgica en la vida cristiana.

En su primera edición, el Memorial se concedió a la Abadía de Montserrat.