Pasar al contenido principal
2 Catalunya Religió Sáb, 05/11/2022 - 21:24
congres-pere-tarres
Fotografia: Fundació Pere Tarrés.
Galeria d'imatges

FUNDACIÓ PERE TARRÉS  La necesidad de reforzar el trabajo en red entre administraciones, instituciones, entidades sociales y proyectos comunitarios para extender las actividades de ocio a colectivos que ahora están excluidos ha sido una de las grandes demandas del I Congreso Internacional de Ocio Educativo y Acción Sociocultural. Unas jornadas que han promovido la Fundación Pere Tarrés y la Facultad de Educación Social y Trabajo Social Pere Tarrés-URL y que ha terminado este viernes por la noche.

"Necesitamos que la comunidad reconozca el ocio como un agente de confianza. No podemos ser meros instrumentos de la acción política", ha afirmado el director adjunto de la Fundación Pere Tarrés, Rafael Ruiz de Gauna, durante su intervención en una de las tablas del día resumiendo este anhelo del sector de tener un papel más protagónico en la transformación social.

Los representantes públicos que han participado en las diferentes mesas han coincidido en destacar el papel central de las actividades de ocio en la mejora de las competencias académicas y personales de niños y jóvenes. "Las actividades de ocio pueden permitir afrontar los retos del siglo XXI, como la preservación del medio ambiente o la prevención de la violencia", aseguraba Purificación Llaquet, subdirectora de Cooperación Territorial e Innovación Educativa del Ministerio de Educación y Formación Profesional.

Por su parte, Àlex Sastre, director general de Juventud del gobierno catalán, dejaba claro que "la participación en actividades de ocio supone un mayor éxito en la educación formal y también en el ámbito personal y vital". Sastre fue más lejos y reclamó la creación de un Pacto nacional por la educación en el ocio en Catalunya.

"ES NECESARIO GARANTIZAR EL ACCESO AL OCIO PRESERVANDO LA DIVERSIDAD CULTURAL DEL TERRITORIO"

También Fathia Benhammou, directora de programas de la Fundación Bofill y directora de la Alianza Educación 360 reivindicaba "el derecho a la educación ampliada, porque fuera de la escuela es donde se reproducen más profundamente las desigualdades. Por eso es importante que rompamos barreras económicas, de género, logísticas"

Desde Brasil, Hélder Ferreira Isayama, de la Universidad Federal Minas Gerais de Brasil, ha explicado el programa en el que ha participado de promoción del deporte y el ocio en diversas comunidades de ese estado brasileño. En este sentido, Ferreira ha destacado cómo estas iniciativas permiten desarrollar "procesos de autonomía y de emancipación humana" y ha alertado: "Hay que garantizar el acceso al ocio preservando la diversidad cultural del territorio".

Continuando con el papel del ocio en la gestión de la diversidad, Txus Morata, directora de la Cátedra de Ocio Educativo y Acción Sociocultural de la Fundación Pere Tarrés destacó en la mesa de debate del viernes por la tarde que “en nuestras sociedades complejas, el ocio educativo es clave en la diversidad cultural, pero debemos hacerlo con un lenguaje cercano que conecte con las personas”.

Morata recordó la importancia de pedir coherencia y responsabilidad a las administraciones que “cuando reconocen que es un ámbito importante que transforma a personas y sociedades, tienen la responsabilidad de hacer planes para garantizar la accesibilidad y la equidad”.

Un espacio seguro también para los niños con discapacidad

La igualdad de oportunidades en el acceso al ocio de los niños con discapacidad ha estado en el centro de la última mesa de diálogo como un espacio integrador, pero en el que todavía hay muchas barreras. Así lo han compartido Miquel Àngel Essomba, director del grupo de Investigación ERDISC (Equipo de Investigación sobre Diversidad e Inclusión en Sociedades Complejas) y Aurora Maradiaga, directora de la Cátedra Ocio y Discapacidad de la Universidad de Deusto que manifestaba un deseo: “ Me gustaría que el ocio educativo fuera un espacio donde se permitiera a los niños con discapacidad ser niños o niñas, ni invisibles ni héroes, simplemente niños”.

Uno de los objetivos del Congreso ha sido el de promover el intercambio y las sinergias, por lo que durante todo el Congreso también se han generado espacios de participación e intercambio, a través de la presentación de unas 50 comunicaciones diferentes sobre proyectos innovadores vinculados al ocio y la acción sociocultural.

En el Congreso han participado una treintena de expertos y expertas, tanto de Cataluña como de todo el Estado y también de países como Uruguay, Argentina, Brasil o Colombia. En la mayoría de las mesas de debate se han puesto sobre la mesa retos comunes a los proyectos de ocio en todo el mundo: la necesidad de conseguir un mayor reconocimiento del sector y de los profesionales que trabajan en él y de romper la tradicional barrera entre educación formal y no formal. También la constatación de que el derecho a un ocio educativo y transformador está vulnerado en buena parte de la población y la urgencia de que estas actividades sean accesibles para todas las personas, especialmente aquéllas que están en situación de vulnerabilidad social.

Us ha agradat poder llegir aquest article? Si voleu que en fem més, podeu fer una petita aportació a través de Bizum al número

Imagen
Donatiu Bizum

o veure altres maneres d'ajudar Catalunya Religió i poder desgravar el donatiu.