Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

(CR) "Il·lumineu la catalana terra". El arzobispo de Tarragona, Jaume Pujol, ha presidido la misa en la Abadía de Montserrat el día de patrona de Cataluña. Y ha utilizado este verso del Virolai para pedir a la Virgen Montserrat "que ilumine la catalana tierra en estos momentos de su historia para que encuentre el camino de la afirmación nacional".

Según Pujol la afirmación nacional se debe conseguir "dejando a un lado cualquier confrontación entre los ciudadanos que viven en la misma tierra". En su homilía el presidente de la conferencia de obispos catalanes ha recordado que el obispo Torras i Bages ya pedía en su Visita Espiritual "una paz cristiana y perpetua a los pueblos de Cataluña". El passado domingo, el día Sant Jordi, el arzobispo de Barcelona, Joan Josep Omella, también habló contra "la división y la confrontación".

El cristianismo no es obsoleto

En la homilía de la Festividad de la Virgen de Montserrat, el arzobispo de Tarrragona ha defendido que "no podemos permitir de ninguna manera que el cristianismo sea rechazado como obsoleto" porque "el cristianismo forma parte de la identidad del nuestro pueblo". Al mismo tiempo, ha remarcado que "el cristianismo no se propaga por imposición ideológica, y menos por imposición violenta; se propaga por atracción y fascinación ".

Jaume Pujol ha defendido que "los cristianos tenemos un lugar en esta sociedad" porque "el cristianismo es humanizador". Aunque hay que reconocer "sombras", explicó que hay que defender "con voz fuerte" las aportaciones de la Iglesia "a la cultura, a la identidad, al arte" y "la enseñanza y a la promoción de los hermanos más necesidades". Para Pujol, "no hay que avergonzarse de ello de ninguna manera" porque "sería una pérdida muy grande para esta Cataluña que queremos tanto, perder sus raíces cristianas que la han configurado como pueblo".

"Todos los que aman a Jesús tienen lugar en la Iglesia"

En la homilía de la Festividad de la Virgen, Jaume Pujol también ha dicho que "debemos que escucharnos unos a otros y todos debemos escuchar la Palabra de Dios para encontrar el camino en el que la Iglesia debe renovar". Por ello, ha recalcado que "las crisis en la sociedad y también en la Iglesia tienen que resolverse por el camino del diálogo desde la conciencia que la verdad es poliédrica y que de ningún modo podemos descalificar a los otros".

Pujol ha insistido en que "todos los que aman a Jesús tienen su  lugar en la Iglesia". Y para ello es necesario "que nuestra manera de hablar no sea hablar por hablar sino que brote de una voluntad de escuchar al otro".

70 años de la Vigilia de Santa María

El arzobispo de Tarragona ha presidido la celebración central de la festividad de la Virgen junto al abad Josep Maria Soler. Es habitual que esta celebración la presida algunos de los obispos catalanes. También este miércoles por la noche el obispo de Sant Feliu, Agustí Cortés, presidió la vigilia de oración previa al día la Virgen. La lluvia no impidió que como cada año se llenara la basílica.

En la oración de la noche del miércoles, el abad Josep Maria Soler recordó que se cumplían los 450 de la basílica actual y los 70 años de la restauración de la Vigilia de Santa María. En 1947 se recuperó la vigilia de oración con motivo de la inauguración del nuevo trono que acoge la imagen de la Moreneta. Soler ha remarcado que aquella celebración multitudinaria "tanto a la vigilia como la celebración del día, fueron el inicio de un proceso de reconciliación social entre personas que habían luchado en ambos bandos de la Guerra Civil". Y remarcó que "también fue la primera vez, después de aquella contienda. que se utilizó la lengua catalana en público ".