Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

(Gloria Barrete-CR) ¿Sabes silbar? preguntó Don Bosco a Bartolomé Garelli en 1841. Una inocente pregunta que esconde detrás un gran significado para el carisma salesiano. Don Bosco explica en sus memorias que se encontró un día en la iglesia al rector gritando a Garelli porque no sabía hacer bien de monaguillo. Después de librarlo de la paliza se acercó a él. Tenía la cabeza rapada, la chaqueta rota, vieja y con manchas de cal y sólo había entrado en la iglesia porque estaba muerto de frío. Don Bosco le preguntó si tenía padre y el joven contestó que no. Después se interesó por su madre, por su casa, por si sabía leer y escribir. Todas las respuestas del chico eran negativas. Tampoco sabía cantar. A Don Bosco se le ocurrió entonces preguntarle: ¿Sabes silbar? Y aquí Garelli empezó a reír porque sabía hacerlo.

Esta pequeña anécdota de la vida de Don Bosco refleja el objetivo y espíritu del teatro en las obras salesianas: potenciar al máximo las habilidades de cada uno, ya que todo el mundo sabe hacer algo, por sencillo que pueda parecer. Toni Zafra, coordinador del Movimiento Juvenil Salesiano en la inspectoría de Barcelona y monitor del grupo de teatro de salesianos de Sarrià , explica el motivo que hace que muchas escuelas salesianas opten por esta actividad: "en su momento Don Bosco habla del teatro, del arte y de la expresión como una manera de llegar a los jóvenes y educarlos en todas sus dimensiones. Él decía que el teatro era una de las actividades más completas para poder llegar a educar integralmente a la persona, y es por eso que el teatro está presente en prácticamente todas las obras salesianas del mundo."

Una actividad extraescolar que va mucho más allá de la representación del musical o de una obra hablada: "El teatro es sólo de cara afuera, de cara adentro es todo un trabajo de grupo, un trabajo inclusivo, un trabajo de acoger aquellos jóvenes que incluso tienen algunos problemas de relación social o, incluso, de psicomotricidad, y aquí los acogemos sin importar de dónde vengan y cómo vengan, y se trabaja, con los que tiran más y con los que tiran menos. Hacer teatro es la excusa para encontrarnos, para hacer grupo, para hacer una experiencia comunitaria y para poner en marcha un proyecto juntos desde la responsabilidad de todos."

COR'S, el movimiento salesiano que reúne teatro y expresión

Un trabajo con trasfondo que está presente en muchas escuelas de la inspectoría de Barcelona, ​​pero también en otros lugares de la Península. Esta movida que engloba los grupos de teatro y todas las expresiones artísticas de las obras salesianas de España y Portugal se denomina COR s. Un movimiento que según Zafra "hace ya unos 15 años que funciona y lo que pretende es poner en contacto a todos los grupos de teatro y hacer algunos encuentros de vez en cuando."

Encuentros como el de este último fin de semana en Sevilla donde unas 80 personas representantes de todos los grupos de teatro salesianos de la Península se han encontrado para "conocer un nuevo musical (Gracias Don Bosco) que la inspectoría de Sevilla ha creado con motivo del bicentenario, y que se podrá hacer en las otras zonas porque se ha traducido al catalán, gallego, euskera, portugués e incluso francés. " Un encuentro que ha contado con siete participants de Cataluña, 4 del grupo de teatro de salesianos de Sarriá y 3 del grupo de teatro de los salesianos de Terrassa .

Fotografía: MJS Salesianos Sarrià