Pasar al contenido principal
2 Catalunya Religió Jue, 17/02/2022 - 11:08
Galeria d'imatges

(CR) "No me diga para qué es". Ésta es la respuesta que recibían de los curas cuando durante el franquismo la oposición democrática pedía un local parroquial para poder hacer una reunión o una asamblea. Curas que abrían las puertas de la parroquia sin preguntar mucho, porque en la clandestinidad cuantas menos cosas se sabían, mejor.

Es uno de los ejemplos que ponía este miércoles la abogada Magda Oranich en la mesa redonda sobre 'Las parroquias de puertas abiertas' en las Cotxeres de Sants de Barcelona dentro de los actos del centenario del padre Josep M. Vidal i AunósJunto con Oranich participaron el director del Memorial Democrático, Vicenç Villatoro, el historiador Josep Cruanyes, la teresiana Viqui Molins y el cura y exrector de Sant Medir Enric SubiràVidal fue párroco de Sant Medir durante el franquismo, vicario episcopal en el mandato del cardenal Narcís Jubany y párroco de Santa María del Pi en los últimos años de su vida.

En una mirada hacia atrás se coincidió en que "no se puede entender qué pasó aquellos años sin estos curas y estas parroquias abiertas", como decía Cruanyes. Oranich añadía que "había muchas iglesias que lo hacían, más de lo que la gente se piensa". No fue el único factor que posibilitó la llegada de la democracia, pero fue un factor determinante.

Villatoro remarcó que en el contexto histórico, estos curas y parroquias que apoyaban a los grupos opositores al franquismo "eran una bomba de relojería por el relato del franquismo". Hacía añicos la idea de que el régimen había venido a proteger a la Iglesia y los valores cristianos y, por tanto, "no podía integrar en el relato una manifestación de curas". Cruanyes explicó que los curas fichados por la policía, como el padre Vidal, eran catalogados como "traidores" por "catalanoprogresistas".

Oranich destacó algunas paradojas de aquella época, como en su escuela "los progresos de la escuela no eran los profesores, eran los capuchinos". Y que cuando salió Pacem in Terris o Mater et Magistra de Juan XXIII, la enseñanza de las encíclicas papales cayó del currículo académico. O que en muchos sitios sólo se podía oír el catalán en público en misa.

Viqui Molins relató en primera persona cómo en aquella época muchos hicieron un proceso de transformación, "de una iglesia que hablaba sólo de los mandamientos en la iglesia de las bienaventuranzas". Acercándose al presente, remarcó la motivación de fondo que llevó al padre Vidal i Aunós a abrir siempre sus puertas, como hizo en el 2001 con los inmigrantes sin papeles en la parroquia del Pi. "Uno debe mirar siempre al que viene como si fuera Jesús", decía siempre el padre Vidal. Esto es lo que quieren mantener hoy, abriéndose a todo lo humano, y que inspira realidades como el trabajo en el Hospital de Campaña de la Parroquia de Santa Ana.

Sobre el papel actual de las parroquias, hubo acuerdo en la necesidad de atender a la dimensión social y la defensa de los derechos de las personas, que incluye aspectos como la inmigración, la pobreza o los derechos nacionales. "Implicarse donde hay sufrimiento", resumió el padre Subirà para cerrar la mesa redonda, que enlaza con lo que motivó a padres como Vidal i Aunós a abrir las puertas de las parroquias.

El acto se incluye dentro del programa del centenario del nacimiento del padre Vidal i Aunós que, entre otras entidades, organizan las parroquias de Sant Medir y de Santa María del Pi de Barcelona. La mesa redonda estuvo moderada por el director de la Fundación Catalunya Religió, Jordi LlisterriLos actos siguen hasta el mes de mayo. El 5 de marzo tendrá lugar el Concierto Centenario de Mn. Vidal en Sant Medir y el 22 de abril, un homenaje en el Salón de Plenos del Distrito de Sants-Montjuïc. En la Basílica de Santa María del Pi el 19 de marzo se representa el retablo de San José Oriol y el 8 de mayo se cierran los actos con una misa. Queda pendiente fijar fecha del estreno de una obra de teatro de Grup Escènic Sant Medir y la celebración de un trofeo organizado por el Baloncesto Proa-Sant Medir.

Us ha agradat poder llegir aquest article? Si voleu que en fem més, podeu fer una petita aportació a través de Bizum al número

Imagen
Donatiu Bizum

o veure altres maneres d'ajudar Catalunya Religió i poder desgravar el donatiu.