×

Mensaje de advertencia

The service having id "_mobile_whatsapp" is missing, reactivate its module or save again the list of services.

Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

Galeria d'imatges

(Jordi Llisterri-CR) La primera edición del Memorial Pere Tena que otorga el CPL lo recibió la mejor tradición litúrgica de Cataluña, la Abadía de Montserrat. La segunda edición fue para el obispo de León Julián López y el claretiano Juan M. Canals, por su trabajo desde la Conferencia Episcopal Española. Y esta tercera edición ha llegado a Latinoamérica, con el premio al arzobispo de Puebla, Víctor Sánchez Espinosa, uno de los apóstoles de la renovación litúrgica en México y en toda Latinoamérica.

Este miércoles por la noche Sánchez Espinosa recibió el tercer Memorial Pere Tena en un acto celebrado en el Aula Magna del Seminario Conciliar de Barcelona. "Los últimos años buena parte de los liturgistas de México se han formado en el Instituto de Liturgia de Barcelona y con los materiales que nos llegan del CPL", explicó el galardonado para remarcar la relación y la incidencia que desde hace años tienen estas instituciones en Latinoamérica. La presencia de estudiantes latinoamericanos en Barcelona en los centros de formación litúrgica ha sido constante. Asimismo, la difusión de los materiales litúrgicos del CPL ha marcado la renovación postconciliar en todo el continente, gracias en buena parte al prestigio internacional de Pere Tena.

El arzobispo de Puebla reconoció también la maestría que para muchos tuvo el obispo Tena, "un pedagogo de la liturgia". También remarcó como el Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM) con el que ha colaborado muchos años, ha contribuido "a poner nuestro continente en estado de misión permanente" y llevar la liturgia también a "los alejados".

El acto contó con la presencia del arzobispo Joan-Enric Vives, representando los obispos catalanes como secretario de la Conferencia Episcopal Tarraconense, y lo presidió el cardenal Lluís Martínez Sistach.

No dejar sin esperanza a los pobres

Antes de la entrega del premio, Gabriel Seguí, director del Instituto Superior de Liturgia de Barcelona, hizo un recorrido por la implicación en la renovación litúrgica después del Vaticano II en las iglesias Latinoamericanas. Seguí, que ha vivido varios años en Latinoamérica, remarcó el sentido "de una liturgia que no sea ritualizada".

La situación de pobreza y violencia que ha vivido permanentemente el continente "no ha sido ignorada por la reforma litúrgica". Según Seguí, "la liturgia despierta los cristianos y revela la mentira de quienes pretenden otorgar a la voluntad divina la injusticia y la pobreza". "Cristo no exige sangre humana para regar la tierra, sino una entrega al servicio" y "se trata de no dejar sin esperanza a los pobres y proteger al pueblo cristiano de la manipulación y del engaño" aseguró. Como ejemplo recordó que el mismo beato Oscar Romero fue martirizado mientras celebraba la Eucaristía.

Seguí también se refirió al protagonismo de Sánchez Espinosa en la renovación litúrgica en Latinoamérica y su implicación en mantener los vínculos con los centros de formación litúrgicos catalanes: "Don Víctor es el Pere Tena de México"

La reforma litúrgica ha llegado para quedarse

El presidente del CPL, Jaume Fontbona, agradeció la presencia del obispo de Puebla en Barcelona y su participación en la Jornada sobre "Liturgia y Fe" que se celebró en el Seminario el mismo miércoles por la mañana. Explicó que el premio "quiere reconocer que en Latinoamérica la reforma litúrgica también ha llegado para quedarse".

El acto se cerró en la iglesia del Seminario con un concierto de órgano de Ricard Rovirosa y el oficio de vísperas. También se obsequió a los asistentes con la edición de un artículo publicado por Sánchez Espinosa en la revista Phase y con un nuevo libro inédito de Pedro Tena. El liturgista Josep Urdeix ha recuperado un escrito que había preparado el obispo Tena con motivo de la visita de Benedicto XVI a Barcelona sobre la dedicación de una iglesia: Una casa, una mesa, un solo corazón.