Pasar al contenido principal
2 Catalunya Religió Mié, 16/02/2022 - 15:07
Galeria d'imatges

(CR) "Todos los compañeros que han ido al Campobosco me cuentan que les ha marcado un antes y un después". Iván Cabello, monitor del Centro Juvenil salesiano de Terrassa, expresa con estas palabras su anhelo por ir al Campobosco 2022, que tendrá lugar del 30 de julio al 8 de agosto.

Se trata de una peregrinación que hacen los jóvenes salesianos cada 3-4 años, organizada por la pastoral juvenil salesiana de España y Portugal, en la que los participantes pueden ver dónde nació el carismo salesiano, la tierra de San Juan Bosco y la Madre Mazarello. En la última edición, celebrada en 2018, se reunieron más de 600 jóvenes de toda la península en Turín y otros pueblos de una zona conocida popularmente como "la tierra santa salesiana". Allí se acercaron a Jesús y al Evangelio a través de una vivencia espiritual ligada a la vida del fundador de la familia salesiana.

Un punto de inflexión

Lo que hace de esta peregrinación una experiencia única para los jóvenes que participan en ella son los momentos de reflexión, que les permiten conectar con Jesús. Esto es precisamente lo que busca Iván, que a sus 22 años reconoce que espera que el Campobosco sea un punto de inflexión en su vida: “espero conectar más con Don Bosco, porque estoy en un momento vital en el que necesito hacer una pausa y reflexionar. Quiero estar más cerca de Jesús y del mundo cristiano”.

Para ello, además de las actividades destinadas a conocer y profundizar en la vida de Don Bosco, los participantes contarán con un gran número de actividades pensadas precisamente para realizar esta reflexión interior que reclama Iván. “Hay momentos, que los monitores llamamos de tiempo interior, donde los jóvenes se preguntan cómo se refleja la obra de Don Bosco en su vida, y qué eco tiene para ellos”, explica Laura Baños, educadora del PES Martí- Codolar de Barcelona y coordinadora de Cataluña del equipo de preparación del Campobosco.

Baños tiene claro que el objetivo es que los jóvenes "concreten en su vida el estilo salesiano y el estilo cristiano, y ver dónde vivió el fundador les puede ayudar".

Para que el trabajo sea más fructífero, los jóvenes se dividen en grupos, y cada uno hace su propio circuito y tiene su momento de encuentro. Estos grupos, al mismo tiempo, les ayudan a conocer a otros compañeros de la familia salesiana, que también hacen de monitores en los esplais: “El Campobosco es un momento importante para que vean que forman parte de una comunidad muy grande a nivel español y también mundial, que sientan que no están solos. Es un momento de encuentro interior y oración, pero sobre todo para que se den cuenta de que su labor en los esplais no es algo puntual, sino que forman parte de una familia”, expresa Baños.

¡Atrévete, confía y vive!

El lema de la edición de este año, que se retrasó a causa de la pandemia, es “¡Atrévete, confía y vive!”. Esta frase pone el énfasis en la experiencia de los jóvenes, como explica Baños: “El protagonismo juvenil era la clave de la labor de Don Bosco, y en este sentido, los jóvenes deben atreverse a descubrir su vocación. Tienen que saber a qué les llama Dios, y qué quieren en su vida a través del estilo salesiano”.

Este protagonismo juvenil que reclamaba Don Bosco es más necesario que nunca, puesto que este fragmento de la población es uno de los que se ha visto más afectado por la progresiva secularización. Es por eso que aún toma más importancia la decisión de jóvenes como Iván, que esperan que el Campobosco les ayude a conectar con Dios y la familia salesiana: “tengo muchas ganas de conocer a otra gente que está haciendo lo mismo que yo en el esplai, es una gran motivación”.

Las inscripciones están abiertas hasta el 23 de febrero, y se pueden realizar en la página web oficial del Campobosco 2022.

Temàtica
Institucions

Us ha agradat poder llegir aquest article? Si voleu que en fem més, podeu fer una petita aportació a través de Bizum al número

Imagen
Donatiu Bizum

o veure altres maneres d'ajudar Catalunya Religió i poder desgravar el donatiu.