Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

Galería de imágenes

(Lestonnac/CR) Desde el miércoles 7 de julio, 48 religiosas de la Compañía de María se reúnen en la Casa Provincial de Madrid para celebrar la primera etapa del tercer Capítulo Provincial de la Provincia de España. De Cataluña, participan 15 religiosas catalanas. Con ellas, se hacen presentes en el capítulo todas las comunidades de Lestonnac en nuestro país.

Son Pura TorresMaria Roset y Maria Isabel Clemente de la comunidad de Cardedeu; María Luz LópezCarmina García-Baquero y María Ruiz-Clavijo de Badalona; Montserrat MassóMaria Luisa Morales y M. Claustro Solo de Pau Claris en Barcelona; Margarita Maria Pedraz y Carmen Massó de Mollet; Anna Maria Saumoy y Núria Caum de Sils en Barcelona; Pilar Vivas de Calella y Montserrat Marimon de Tarragona.

El capítulo, que tiene lugar del 7 al 13 de julio, lleva por lema 'Con el espíritu de unión vivo desde nuestras raíces, gestamos el futuro mirando al Señor que nos conduce'. En esta etapa se elegirán las delegadas que asistirán al Capítulo General y se elaborarán los documentos que, como Provincia, aportarán para discernir la misión de los próximos seis años.

Una pluralidad que complementa

"Desde la pluralidad de edades, experiencias y recorrido vital estamos llamadas a favorecer entre nosotros una escucha activa, empática, libre y abierta; a dialogar, compartir y complementarnos en la búsqueda común", dijo la superiora provincial,  Nélida Andrés, en el discurso de apertura. Y ha subrayado que han sido "convocadas a aportar lo mejor de nosotros mismos, a brindarnos mutuamente acogida, seguridad, apoyo y fortaleza".

También ha invitado a las capitulares en el discurso de apertura a vivir desde el agradecimiento en medio de la incertidumbre y provisionalidad. Y reconoció que la pandemia ha llevado meses llenos de desafíos, retos y dificultades, pero también de creatividad para dar respuesta a lo que Dios les pide para la Compañía.

"Este año 2021, que celebramos los 100 años de la Unión de todas las casas, 100 años de universalidad, volvemos a mirar a Aquel que conduce nuestra historia y nos sigue llamando a extender la mano con lucidez, audacia y creatividad", apuntan desde la orden.

La Compañía de María, fundada en 1607 por Juana de Lestonnac, es el primer orden religiosa apostólico femenino, para dar respuesta a las necesidades de formación de la mujer de su tiempo.

Nace en Burdeos y establece la primera casa en Barcelona en 1650. Es reconocida, desde entonces, como "La Enseñanza", nombre que se conserva en muchos lugares del mundo.

Hoy, la orden tiene presencia universal, y se adapta continuamente a los nuevos desafíos. Desarrolla su misión apostólica a través de una red de colegios conformado por 22 centros educativos y otros proyectos de carácter universitario y social, situados en diferentes contextos.

La Compañía de María cuenta con un proyecto educativo propio que se expresa a través del modelo pedagógico 'Signa' y el modelo de evangelización 'Unitas', de carácter universal.