Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

Se habla mucho del derecho a decidir, si tenemos derecho a preguntar o no. En otros países se pregunta por todo. Hace unos años, mientras votaban a Obama, los estadounidenses votaban muchas otras preguntas, junto con la elección del presidente. (...) Pero aquí parece que tenemos miedo a preguntar por todo. No sólo por el tema que ahora está de moda, o que nos afecta más, que es el derecho a decidir, la cuestión nacional en Cataluña, sino cualquier cosa que nos afecte. ¿Por qué la gente no tiene derecho a participar en el proyecto de construcción de su comunidad, de su barrio, de su ciudad o de su país? ¿Por qué no? (...) ¿Por qué esta sociedad no se abre y se democratiza? No solamente con la pregunta que nos están formulando en este caso, sino con muchas otras que de momento nadie formula y que también estaría bién que tuviéramos el derecho a decidir.