Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

La idea de la trinidad divina como base religiosa del mundo no es una idea caprichosa y absurda, no es exclusiva del cristianismo. La idea, subyacente a ella es, que en lugar de la esencia de un Dios único, de un Dios exclusivamente cerrado en sí mismo, lo más importante sería la relación, es decir, relación sobre esencia. (...)