Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

(Jordi Llisterri-CR) Las elecciones en la Conferencia Episcopal Española tienen una segunda parte que no es menos significativa que la primera en la que se elige el presidente. El miércoles y el jueves los obispos han estado eligiendo los presidentes de las 14 comisiones episcopales. En las votaciones, el arzobispo de Urgell, Joan-Enric Vives, y el obispo auxiliar de Barcelona Sebastià Taltavull, son los dos catalanes escogidos. La elección de los presidentes de las comisiones episcopales son un buen termómetro para captar en qué perfil de obispos depositan la confianza los miembros del episcopado.

Taltavull repite como presidente de la Comisión de Pastoral. Fue elegido hace tres años; una elección lógica teniendo en cuenta que antes de ser obispo Taltavull había sido el secretario de esta comisión. Pero también fue significativa teniendo en cuenta que normalmente los elegidos son arzobispos u obispos con más trayectoria episcopal. Y fue elegido el año siguiente de ser nombrado obispo auxiliar. Ahora le han renovado la confianza.

Por otro lado, la novedad de esta asamblea es la elección de Vives como presidente de la Comisión de Seminarios y Universidades. Ya había sido presidente entre 2005 y 2008, durante el primer mandato de Blázquez. Pero en 2008, como Blázquez, no fue reelegido para un segundo mandato y durante dos trienios el presidente de esta comisión ha sido el obispo de Terrassa, Josep Àngel Saiz. Ahora Vives vuelve a presidir la comisión de Seminarios.

En los cambios de presidencia de las comisiones, el cardenal Lluís Martínez Sistach no ha renovado como presidente de la Comisión de Liturgia, y el obispo de Lleida Joan Piris ha terminado el segundo mandato como presidente de la Comisión de Medios de Comunicación. En ambos casos coincide que Sistach ha cumplido su edad de jubilación canónica y que la de Piris llegará este septiembre.

Aunque no forma parte de la Permanente, el obispo de Sant Feliu de Llobregat, Agustí Cortés, ha sido reelegido para un segundo mandato presidente de subcomisión de Universidades. También el obispo de Girona, Francesc Pardo, ha sido elegido miembro del Consejo de Economia, en el que hasta ahora figuraba el arzobispo Vives.

La Comisión Permanente

Las comisiones episcopales se encargan de diversos ámbitos temáticos, pero lo que también es importante es que los 14 presidentes forman parte de la Comisión Permanente de la CEE. Este organismo se reúne tres veces al año y es máximo órgano de decisión entre asambleas, que sólo se reúne dos veces al año. Por ejemplo, la Comisión Permanente es la que suele pronunciarse sobre hechos de actualidad, mientras que la Asamblea aprueba documentos de carácter más doctrinal.

La permanente está formada por los siete miembros del Comité Ejecutivo que se renovó este miércoles con Ricardo Blázquez como presidente y Carlos Osoro, Juan José Asenjo, Juan del Río y Julián Barrio, junto con el secretario general, José María Gil Tamayo, y, por razón de su cargo , el arzobispo de Madrid; por ahora, el cardenal Antonio María Rouco. A estos se suman los catorze presidentes de las comissiones.

Finalmente, la Comisión Permamente se completa con los arzobispos de las provincias eclesiásticas que no tienen ningún representante. En el caso de Cataluña, las dos provincias eclesiásticas ya están representadas con Vives por la Tarraconense y Taltavull por la provincia de Barcelona. Así, los dos arzobispos metropolitanos catalanes, el de Tarragona y Barcelona, ​​no formarán parte de la Comisión Permanente. Però en este caso, Martínez Sistach si que estará como cardenal, según marcan los estatutos.

En el trienio que ahora termina había cuatro catalanes a la Comisión Permamente -Sistach, Saiz, Piris y Taltavull- y ahora pasarán a ser tres -Vives, Taltavull y Sistach-. En este organismo formado por al menos 21 obispos, las decisiones se toman por mayoría de dos tercios. Finalmente, como en el anterior mandato, no hay ningún obispo de Cataluña en el Comité Ejecutivo.