Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

( Jesuitas ) La película "Ignacio de Loyola: soldado, pecador, santo" del director Paolo Dy, llega a los cines el próximo 17 de junio.

Este proyecto nació del sueño del jesuita filipino Emmanuel Alfonso y su equipo del Jesuit Comunications Philippines: hacer una nueva película sobre la vida de San Ignacio en un estilo moderno, que la audiencia actual y especialmente la joven, pudiera apreciar y entender.

El objetivo, en palabras de su director, Paolo Dy, era "visibilizar la experiencia emocional y espiritual de Ignacio, una experiencia de conversión, de iluminación y, en última instancia, el descubrimiento del amor de Dios ". Y por lo tanto, confía en que la manera en que han contado su historia "provoque curiosidad, discusión o cualquier forma de participación. Incluso suscitando el deseo de seguir los métodos y la filosofía de San Ignacio y sus Ejercicios Espirituales".

El actor que ha encarnado a Ignacio, Andreas Muñoz, agradece haber podido conocer su figura: "No sabía nada de él en profundidad y me sorprendió muy gratamente (...). Es un personaje muy lindo, concienzudo, determinando (...) del cual yo he aprendido la paciencia, el silencio y la escucha ".

El filme narra la vida del que sería fundador de la Compañía de Jesús desde su infancia hasta que emprende camino a París con 37 años. En palabras de su director "la película trata de su conversión o más específicamente sobre la dos partes de su conversión: la primera, cuando olvida su sueño de ser caballero y comienza a perseguir el ser santo, y la segunda , cuando se da cuenta de lo que significa realmente ser santo ". Asistimos a su transformación de noble soldado de vida licenciosa maestro del espíritu entregado incondicionalmente a los más necesitados. También se nos muestran las dificultades e incomprensiones en las que su método de ejercicios espirituales tuvo que hacer frente a la convulsa Iglesia de la época.

Hay escenas de sus primeros años de vida en Loyola y de su relación con su padre, de la batalla de Pamplona, ​​de su recuperación e inicio de vida peregrina y de su juicio ante la Inquisición en Salamanca.

Se rodó en localizaciones como Azpeitia, Artajona, Monasterio de la Oliva, Bardenas Reales, Zugarramurdi, Sos del Rey Católico, el Pirineo y el mismo santuario de Loyola. Junto al protagonista, Andreas Muñoz, participan otros actores españoles como Javier Godino, Julio Perillán, Pepe Ocio y Mario de la Rosa, entre otros.

Esta película fue presentada en el Vaticano el 14 de junio de 2016 y estrenada en Filipinas el 24 de julio de este año. Hace unos días la basílica de Loyola se transformó en cine y acogió su preestreno en España.