Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

Una cuestión que me parece importante comentar, y que la gente comience a darse cuenta de su importancia, es la dirección de las escuelas y el liderazgo que se genera desde las escuelas. Tenemos una imagen siempre, del director, que es alguien especial, un señor que es un gran pedagogo, o una señora. Pero eso en el mundo del siglo XXI no funcionará. Lo que nos interesa son comunidades de líderes que sean capaces de sacar adelante problemáticas que serán muy cambiantes y variadas para que el mundo futuro será muy complejo. Por lo tanto, es necesario que el poder esté distribuido de tal forma que el talento de cada uno pueda aprovecharse según la necesidad que aparezca. (...)