Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

Se puede pensar que cambiando cuatro normas y un par de dogmas, ya tenemos arreglado el tema del acercamiento a los jóvenes de la Iglesia. Pero no. Al menos eso es lo que dicen los jóvenes cristianos a los que hemos dado la palabra en el número de octubre de Vida Nueva Catalunya, que nos explican cómo han vivido estos primeros meses con el papa Francisco.

Los cuatro coinciden en que lo primero que hace falta es un cambio de actitud, de manera de ser y de hacer. Y de este cambio, Francisco ha sido un modelo. Como hace unos meses, cuando el Papa dijo eso de “no gritéis Francisco, gritad Jesús”. Con gestos como este, los jóvenes se sienten más cercanos, más reconocidos y más en sintonía con la vida que llevan como jóvenes entre los jóvenes.

Una reflexión que también comparten los agentes de pastoral a los que hemos preguntado sobre la acogida del papa Francisco en Cataluña: el obispo de Lleida, Joan Piris; la presidenta de Càritas de Catalunya, Carme Borbonès; y Jaume Flaquer, jesuita y director del área teológica de Cristianisme i Justícia.

Este número de Vida Nueva Catalunya lo reciben esta semana los subscriptores de la revista en Cataluña. Los suscriptores de Vida Nueva pueden, a través de sus claves personales, descargarse en PDF todos los suplementos publicados.