Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

(Abadía de Montserrat) El abad de Montserrat, Josep M. Soler, explica a los niños y niñas a partir de seis años quién es Pere Casaldáliga. Lo hace a través del libro Pere Casaldàliga, ilustrado por Sebastià Serra y dedicado a este claretiano, de quien todo el mundo habla y sabe su nombre.

El libro será presentado este lunes en la Libreria Claret de Barcelona. El acto, conducido por el presidente de la Unión de Religiosos de Cataluña, Màxim Muñoz, contará con la participación del autor del texto y del ilustrador. Podrá seguirse en directo en CatReligióTV.

La estimación por su maestro

Soler explica, por medio de un texto sencillo y claro, acompañado de fotografías y de dibujos de Serra, como este personaje, a quien conoció de pequeño, fue de su Balsareny natal a Sabadell, donde hizo de maestro en el colegio de los Claretianos.

El abad de Montserrat explica que fue maestro suyo en Sabadell, y que no olvidará nunca su manera de ser y de orar. Relata que Pere Casaldáliga dirigió un programa de radio, fundó una revista y que comenzó a atender a los inmigrantes que llegaban a la ciudad y no tenían trabajo ni dinero.

En el libro también explica cómo Casaldáliga se fue a vivir al Mato Grosso, en la Amazonia de Brasil, cuando tenía 40 años, para dedicar la vida a los más pobres, en el Tercer Mundo. Y también cómo recibe el nombramiento de obispo, que le hace el papa Pablo VI, que en principio no quería aceptar, pero que al final lo hace a cambio de continuar siendo como es.

El texto de Josep Maria Soler desprende una estimación hacia este maestro que marcó su vida y su futuro como monje. Pere Casaldáliga no busca ser famoso, dice el padre abad, sino vivir según el estilo de Jesús, como Antonio M. Claret.

El libro Pere Casaldàliga, con texto de Josep M. Soler y dibujos de Sebastià Serra, pertenece a la colección Sabies que?, de Publicaciones de la Abadía de Montserrat, que también contiene los títulos dedicados a Francisco de Asís, Roger de Taizé, Benito de Nursia y Teresa de Calcuta.