Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

(Sagrada Familia) La Junta Constructora de la Sagrada Familia inaugura hoy una exposición sobre el templo, su historia y su futuro en la localidad italiana de Loreto, que acoge el Santuario de la Santa Casa de Loreto, un lugar de peregrinación católica fuertemente vinculado a los orígenes de la Sagrada Familia.

La exposición muestra la arquitectura de Gaudí, su método experimental y el mensaje religioso que acoge la Basílica, con el propósito de compartir con todos aquellos que la visiten la experiencia espiritual y estética que Gaudí propuso.

La Basílica de cerca

Esta es una iniciativa que tiene como objetivo llevar desde Barcelona hasta Loreto la grandeza espiritual y la belleza que caracterizan la Basílica de la Sagrada Familia. Sus elementos arquitectónicos y ornamentales hacen siempre referencia al mensaje cristiano, como se sigue poniendo de manifiesto en todas aquellas aportaciones técnicas, artísticas y simbólicas que se siguen realizado y que hacen de ella una obra de arte total, admirada anualmente por cerca de tres millones de visitantes.

La idea de Gaudí era crear un templo que atrajera a los fieles por su exterior y dentro del cual estos encontraran un espacio que les indujera a la elevación del espíritu, a la alabanza y a la oración, un espacio magnificente que invitara a la introspección, y que hoy ya es una realidad, de la que queremos hacer partícipes a los visitantes de esta exposición.

La Sagrada Familia en Loreto

La Santa Casa de Loreto es donde se conserva la residencia en la que, según la tradición, vivieron Jesús, María y José de Nazaret. Una casa que, supuestamente, en el siglo XII se trasladó desde Nazaret hasta esta ciudad de la provincia de Ancona. Precisamente fue la visita del templo de la Santa Casa en Italia, la que inspiró a Josep M. Bocabella  el promover la construcción en Barcelona de una réplica del santuario de Loreto, que se convirtió en el germen de la actual Basílica de la Sagrada Familia.

Basílica de la Sagrada Familia

El templo de la Sagrada Familia es una obra única en el mundo, resultado de la excepcionalidad del arquitecto catalán Antoni Gaudí (1852-1926). Iniciado en 1882, y aunque hoy sigue en construcción, el papa Benedicto XVI lo consagró y declaró Basílica menor el 7 de noviembre de 2010. Desde el año 2005, la fachada del nacimiento y la cripta del templo forman parte del Patrimonio Mundial de la Unesco.