Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

(Jaume Pallarolas. Provincial de la Escola Pia de Catalunya) Mi expectativa es que dejaremos de hablar de estos cuatro o cinco temas que nos tienen embadurnados, temas redundantes y negativos. Ojalá nos preocupáramos más de la espiritualidad que de la corrección dogmática y empezáramos a ocuparnos de temas "nuevos", estimulantes, positivos. Temas que van desde la colegialidad hasta las iglesias locales, desde la reorganización de la Curia hasta el ecumenismo, desde la absorbente clericalización hasta el papel de la mujer en la Iglesia, desde las crisis económicas, sociales y de valores hasta el vivir en esperanza.

El nuevo Papa ha elegido el nombre de Francisco. Esta elección creo que es una opción significativa y esperanzadora, como también lo es el hecho de que se presente como obispo ante la Iglesia. Me parece que tendremos un pastor.

El hecho de que sea religioso, miembro de un orden, lo encuentro muy bien. Los religiosos estamos en las escuelas, junto a los enfermos, en las cárceles ... en la base de la sociedad y muy cerca de la realidad. Pienso que el Papa Francisco tendrá presente a todo el mundo, nadie se sentirá excluido.

Parece que la elección le ha cogido por sorpresa, a él y a todos. Por lo tanto, no entra con ningún pie forzado, no debe nada a nadie, tendrá libertad de acción y de organización que es lo que nos hace falta.