Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

(CR) Decenas de miles de personas se han reunido esta mañana en la Plaza San Pedro del Vaticano para escuchar la última audiencia de Benedicto XVI, antes de que mañana renuncie al cargo. Lo primero que ha hecho Joseph Ratzinger ha sido agradecer la presencia de la multitud: "Os agradezco a todos que hayáis venido a esta última audiencia general de mi pontificado. Gracias de todo corazón, estoy verdaderamente conmovido y veo que la Iglesia está viva y pienso que debemos dar gracias a su Creador por el buen tiempo que nos da incluso si es invierno". Con estas palabras, el Papa Benedicto XVI saludó a la multitud que ha escuchado sus palabras.

Ha reiterado en varios momentos que la Iglesia está viva y que no pertenece a ninguna persona. "La barca de la Iglesia no es mía, no es nuestra, es suya (de Dios) y no la dejará naufragar", subrayó.

Benedicto XVI ha asegurado que ha renunciado al papado "en plena libertad", al sentir que sus fuerzas han disminuido y no por su bien particular, "sino por el bien de la Iglesia". "He hecho este paso sabiendo su profunda gravedad y novedad, pero con un ánimo sereno", dijo.

Nueva vida
En cuanto a la nueva etapa que comenzará el jueves a las 8 de la tarde, una vez deje el pontificado, Benedicto XVI ha asegurado que su renuncia no quiere decir que vuelva a la vida privada, ya que cuando aceptó ser Papa, "significaba vivir para siempre para el Señor". "Mi decisión de renunciar al ministerio petrino no revoca la decisión que tomé el 19 de abril de 2005. No vuelvo a la vida privada, a una vida de viajes, encuentros, conferencias... Sigo al servicio de Dios en el recinto de San Pedro", dijo.

La audiencia general ha terminado pocos minutos antes de las 12 del mediodía, con el canto del Padre Nuestro en latín que fue seguido de una gran ovación por parte de los miles de fieles que llenaban la plaza. Benedicto XVI ha abandonado la plaza con el papamóvil desde donde ha saludado a las personas que le aplaudían y coreaban su nombre.