Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

(Abadia de Montserrat) La Basílica de la Sagrada Familia de Barcelona ha acogido la presentación de los números 239 y 240 de la revista Qüestions de Vida Cristiana, dos monográficos que llevan por título Pensar L'art y La Conversió, respectivamente. El acto ha contado con la intervención del padre Abad de Montserrat, Josep M. Soler, del director actual de QVC, Carles Torner, y del que lo ha sido hasta ahora, Ramon Pla i Arxé. Esta revista se elabora en coedición entre la Fundación Joan Maragall y la Abadía de Montserrat desde el año 2009, momento en el que se inició su segunda época.
 
El Abad de Montserrat ha dicho, respecto al número de Pensar l'art, que "ofrece un amplio abanico de colaboraciones a partir de la convicción de que "la imagen espera que la pensamos", una manera de decir que quiere significar que el arte no sólo es para ser contemplado sino también pensado, porque "lo que emerge, que es visible -como dice el editorial de este número- es sólo una etapa en el recorrido desde la invisibilidad hacia la luz". En una sociedad como la nuestra, "hay que pensar la relación entre lo visible y lo invisible" y "entre la belleza y la verdad". Queda reflejada, además, la preocupación por transmitir el pensamiento artístico y creativo en la educación, que es también un tema muy actual ".
 
Sobre el número dedicado a La conversió, que comienza por un estudio del tema en la Biblia y sigue abordando las conversiones de algunos hombres y mujeres más significativos -Edith Stein, Charles Péguy, Chesterton, Newman, Charles de Foucaud-, el padre Josep M. Soler ha explicado que los autores de los diversos artículos "hacen notar que propiamente no hay conversiones fulgurantes, sino unos procesos evolutivos, con varias etapas y giros. La Iglesia es experta en el acompañamiento de estos procesos evolutivos de fe. Como dice el editorial de este número, desde Pablo de Tarso hasta el último joven que se haya bautizado, estamos ante una intimidad con Cristo que se manifiesta a lo largo de vidas enteras. Novedad y continuidad, unidas, son una paradoja inherente a la vida cristiana. La conciencia de estos procesos de conversión ilumina la lectura de la Biblia, el testimonio de los santos, los planteamientos pastorales ". En este número hay una presentación de los cinco artículos que Joan Maragall dedicó a la Sagrada Familia así como del fragmento de la Oda a Barcelona que habla del templo.
 
Josep M. Soler ha relacionado los temas de los dos monográficos de QVC, junto con el próximo número que se dedicará a la compasión, con la basílica de la Sagrada Familia, "que es arte, un arte que por la simbología que le dio Gaudí y por la simbología que tiene la celebración litúrgica, espera lo que pensemos "."Pensándolo, lo descubrimos como lugar donde la Palabra Bíblica se ha hecho piedra, mosaico, vidriera, luz -ha argumentado el Abad-, para continuar proclamando una Palabra silenciosa que habla al corazón de la persona; como lugar eclesial de celebración del misterio cristiano y, por tanto, lugar de crecimiento en la fe de quienes se reúnen; lugar donde Cristo anuncia su palabra y comunica su vida por medio de los sacramentos; lugar de encuentro de la comunidad cristiana , católica, en comunión -como indica su título de basílica- con la Iglesia de Roma y su Pastor ".La Sagrada Familia es, también, "un espacio que con su simbolismo tan rico ofrece una contribución muy significativa a la nueva evangelización que nos pide la Iglesia", "atrio de los gentiles, espacio abierto al encuentro y al diálogo con los que no comparten la fe; la arquitectura y la belleza de este espacio de arte lleva a pensar, a entrar dentro de uno mismo, a experimentar la grandeza y la armonía que transmite este lugar, y puede ser inicio o punto de llegada de un itinerario de reflexión, de conversión "," catedral de los pobres -como la llamaba Gaudí- , por lo tanto lugar de acogida y de atención a tantas formas de pobreza como sufre nuestra sociedad, especialmente lugar de atención social y de trabajo por la justicia y la solidaridad ", ha continuado Josep M. Soler.
 
La relación entre La Sagrada Familia y QVC
A continuación, el Abad de Montserrat ha puesto en relación el mensaje de La Sagrada Familia con el de QVC, una revista que "debe reproducir a su nivel las características que contemplamos en esta basílica para ser fiel a su idea inicial".QVC "debe servir para que los cristianos puedan profundizar las razones de su fe y encontrar elementos de reflexión hecha desde la perspectiva cristiana sobre las grandes cuestiones actuales, y al mismo tiempo ampliar horizontes, con sentido profundamente eclesial en fidelidad al Concilio Vaticano II. También debe servir para ayudar a la oración, la lectura orante de la Palabra de Dios y una celebración más consciente y fructífera de la liturgia ". "Tiene que ser un elemento de nueva evangelización: debe contribuir a volver a proponer la fe y las razones de creer a quienes ha dejado aparcada la fe o dudan de su solidez y debe ofrecer respuestas a las objeciones y críticas de algunos sectores del pensamiento contemporáneo -a veces en nombre de la ciencia- sobre la credibilidad de la fe cristiana; sobre la belleza del mensaje y del vivir cristiano ". "Debe ser espacio abierto de diálogo, atrio de los gentiles, donde los que no creen porque su reflexión les ha llevado al agnosticismo o el ateísmo, porque sin habérselo planteado demasiado viven como si Dios no existiera o porque -como en el caso de las nuevas generaciones- no han oído hablar nunca de una manera seria y coherente de la fe. En un clima de diálogo con ellos, tomando en serio sus posiciones, debemos formular una propuesta cristiana seria y atrayente. Atrio abierto, también, a los creyentes de otras religiones, en un diálogo serio, sin sincretismos, según el espíritu de Asís ". "Debe ser lugar donde se presta atención a los pobres. Desde la reflexión bíblica y teológica sobre la figura de los pobres, tan emblemática en el Nuevo Testamento -los pobres como lugar teológico y como paradigma de la espiritualidad de las bienaventuranzas-, hasta el estudio de las diversas formas de pobreza "negativa"-material, humana, espiritual- y sus causas y la propuesta de caminos de solidaridad y de solución de sus causas para poder erradicarlas ".
 
Intervención de los directores anterior y actual de QVC
 
Ramon Pla i Arxé, hasta ahora director de QVC, ha recordado el proyecto de la revista, que tiene un doble planteamiento: "la convicción de que todo lo humano nos implica como cristianos y que el cristianismo es un bien no sólo personal sino también social. Porque, ¿cuáles son las cuestiones de vida cristiana? Lo son todas las que hacen y afectan a las personas: la cultura, la Iglesia, la economía, la enseñanza, la teología, la política, la filosofía, la ciencia o la tecnología. Porque lo sagrado no se reduce a las sacristías. La vida es sagrada y tenemos el deber de reflexionar y de amarla. Y por otro lado la presencia del pensamiento cristiano en el mundo de la cultura, la economía, o de la filosofía, nos parece que enriquece nuestra sociedad. Porque, como decíamos en el editorial del primer número de la segunda época de QVC, nuestra Iglesia es la que ama y libera, no la que condena, la que ilumina las conciencias no la que las secuestra, la que hace presente el amor de Dios entre los hombres, sin difamar, ni odiar a los que no son como nosotros. En esto no somos neutrales. Como tampoco lo somos en todo lo que supone la defensa de las raíces cristianas de Cataluña tanto en lo que se refiere al valor del cristianismo en nuestra vida colectiva como en lo relativo a la defensa de nuestra identidad nacional ".
 
En cuanto al nuevo director, Carles Torner ha dicho que, "ante la crisis de las humanidades y del diálogo ciencia-cultura, QVC forma parte de un tejido de revistas de cultura y pensamiento en catalán que sostiene una reflexión de fondo, pausada , atenta a los retos de la sociedad actual. QVC tiene que ser visto también como formando parte del tejido de revistas como L'Espill (ensayo), VIA (reflexión social y política), Mètode (Ciencia), L'Avenç (Historia, Literatura, Humanidades) ...Como ellas, es un instrumento imprescindible en un momento de vacío de los discursos políticos, sociales, científicos, y también en un momento en el que la Iglesia tiene dificultades para hacer oír su voz más profunda y serena ". Respecto a los retos compartidos que pueden ir trenzando la vida de la revista, el Dr.. Torner ha destacado nueve:
 
- Contra la indiferencia entre creyentes y no creyentes, la interpelación, la admiración, el diálogo.
- Contra la privatización de Dios, una palabra pública.
- Contra la tiranía del mercado, la economía del don.
- Contra la acumulación de las imágenes y pantallas, la voluntad de reflexionar sobre lo visto.
- Contra las idolatrías oficiales (de la política, los famosos, del deporte ...), las imágenes de las personas y las formas de sentido cercanas a la vida cotidiana.
- Contra el marketing de la eficiencia, la estrategia de la inutilidad.
- Contra el culto a la apariencia, el de la vida interior.
- Contra el estallido de las certezas, la novela de la búsqueda de sentido coherente.
- Contra un cosmopolitismo vacío, un universalismo enraizado.
 
Los orígenes de Qüestiones de Vida Cristiana
Qüestiones de Vida Cristiana (QVC) fue iniciada en 1958 por el Monasterio de Montserrat y fue la primera revista de su género que fue autorizada después de que en la posguerra fueran suprimidas todas las revistas en catalán. Por otra parte, durante la dictadura posterior tuvo que luchar con la censura civil para defender su derecho de expresión. Montserrat ha tenido siempre QVC como una revista significativa de una de sus misiones: la de profundizar y hacer comprensible a nuestros contemporáneos la fe cristiana y la visión de la realidad que se deriva, desde un diálogo con el pensamiento contemporáneo y con sus expresiones culturales. En este sentido, se podría decir que ofrece un complemento a la más emblemática revista Serra d'Or, abierta a todos los ámbitos de la cultura y con un enfoque muy plural.