Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

(Jordi Llisterri / Roma - CR) "La Virgen estará sin duda sonriendo y emocionada por el gozo de escuchar hoy vuestras voces". Así se ha dirigido este viernes por la noche el cardenal Tarcisio Bertone a la Escolania de Montserrat al final del concierto en Santa Maria in Trasvere para cerrar la exposición de Gaudí a Roma. El secretario de Estado del Vaticano ha presidido la clausura conjuntamente con el cardenal Martínez Sistach y se ha mostrado "lleno de gratitud por la deferente invitación que se suma a las tantas atenciones recibidas durante mis últimas estancias en Barcelona y Montserrat ".

Bertone recogía así el éxito del concierto de la Escolania con canciones de poemas de Verdaguer -autor también del Virolai- y villancicos populares catalanes: "Como ocurre en las grandes ocasiones de la vida personal y social , y también en la liturgia, las palabras se quedan cortas y se ha de recurrir a la magia de la música".

Unas 600 personas han llenado la Basílica, ocupando los bancos y las sillas que se han tenido que habilitar en los laterales por falta de espacio. Entre el público había más de un centenar de catalanes que se han desplazado a Roma para asistir al concierto.

Después de un bis con una adaptación contemporánea de Santa Nit del director de la Escolanía, Bernat Vivancos, todo el público se ha puesto en pie para cantar El Virolai conjuntamente con la Escolania, un canto a la Virgen de Montserrat que han dirigido a la advocación de Santa María en Trastevere.

Entre los numerosos representantes de la curia vaticana, han asistido al concierto los cardenales Antonelli, Rylko y Poupard. También se ha añadido al final del concierto Andrea Riccardi, actualmente ministro de Cooperación y fundador de la comunidad de Sant'Egidio, que tiene su sede en Santa Maria in Trastevere. Riccardi tiene una estrecha vinculación con Cataluña después de haber organizado dos encuentros internacionales por la Paz en Barcelona y de recibir en 2001 el Premio Internacional Cataluña. Las autoridades catalanas han sido representadas por la presidenta del Parlamento, Núria de Gispert, y la embajadora de España ante la Santa Sede, María Jesús Figa. El Ayuntamiento de Barcelona ha sido representado por el nuevo director de la Oficina de Asuntos Religiosos municipal, Ignasi Garcia Clavel.

Al inicio del concierto ha dado la bienvenida el cardenal Martínez Sistach y el abad de Montserrat. Josep Maria Soler ha presentado el concierto deseando que "la belleza de las voces blancas de la Escolanía lleve a experimentar de alguna manera la Belleza de Dios". El abad se ha mostrado especialmente complacido de la presencia montserratina por la "sintonía espiritual" con una de las primeras basílicas romanas dedicada a la Virgen y para poder contar con Gaudí como un "peregrino que también ha dejado su huella arquitectónica en algunas obras" en Montserrat.

El secretario de Estado ha clausurado oficialmente la muestra con unas palabras en catalán dando las "gracias a todos los que han hecho posible este excelente concierto y la bellísima exposición sobre Gaudí en el Braccio di Carlo Magno "Bertone destacó que la espiritualidad" es lo que inspiró profundamente toda la vida de Gaudí y el que supo plasmar con genio y dedicación en su obra, mostrando un singular esplendor de horizontes universales, en el que todo el mundo puede apreciar la belleza y la verdad que habita en el corazón humano ". Y añadió, recordando la visita de Benedicto XVI a la Sagrada Familia, que "las obras de Gaudí han dejado su sello sobre todo en su amada tierra catalana".

La exposición se ha cerrado con la presencia de los representantes de las tres entidades organizadoras , la Fundación de la Sagrada Familia, la Fundación Joan Maragall y Acción Cultural Española.