Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

 

Hace exactamente una semana, estaba reflexionando y dando vueltas a cómo poner en marcha proyectos humanizadores de trabajo para las personas, cómo crear un nuevo orden. Imaginaba salidas y soñaba proyectos.
 
Y sin darme cuenta, fui apuntando algunas intuiciones y otras reflexiones. Las titulé Creer y Crear. Aun no les había acabado de dar forma cuando estando en la Jornada Connecta’t, Álex Rovira, hizo una reflexión sobre idénticos términos. Fue la confirmación de que estamos en la misma sintonía y que creer y crear, van de la mano. Hoy no me resisto a apuntar mis reflexiones de aquel día, y lo dejo abierto para seguir creyendo y creando.
 
Escribía: Creer y Crear, no es un juego de palabras, ni tan solo una propuesta filosófica para pasar el tiempo o animar a la mente. Es la prueba fehaciente y determinante de que quien cree en algo o en Alguien, experimenta la fuerza, la atracción y la pasión para crear una realidad visible que refleje y plasme aquello que no se ve, pero que se siente, se intuye, se vive.
 
La creación es el espejo del Creador, y la creatividad es el impulso del creyente, del que cree en algo o en Alguien y es capaz de proyectarlo y hacerlo vivir.