Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

(Jordi Llisterri-CR) El arzobispo de Barcelona, ​​Lluís Martínez Sistach, considera "suficiente" la petición de perdón genérica que pidieron los obispos catalanes en 2011 en el documento Al servicio de nuestro pueblo (n. 22). "Los obispos hemos pedido humildemente perdón de todos los errores, de todas las épocas y también de esta próxima a nosotros, que no está excluida. Me parece que esto debería interpretarse como suficiente", así lo ha explicado el cardenal Martínez Sistach en una rueda de prensa de este viernes por la mañana en Barcelona. Una posición parecida expresó la semana pasada el arzobispo de Tarragona, Jaume Pujol.

Sistach no ha podido concretar si se tratará el tema en la reunión trimestral que tienen los obispos catalanes la semana próxima pero cree que si "ya lo hemos hecho, no me parece que sea normal tener que reiterar constantemente algo. Hay que tener memoria histórica de cuando ya se pidió". El arzobispo también ha recordado que "hay otras instituciones que no han pedido perdón", pero que no nos "tenemos que mover por este ejemplo y cada uno tiene que ser coherente con sus principios". De todas formas, ha insistido en que "si ya se ha pedido, por qué se tiene que volver a pedir perdón?"

El cardenal se refirió a este tema en una rueda de prensa para presentar dos nuevas publicaciones, un libro sobre la presencia de los cristianos en la sociedad y una carta pastoral. Pero dos horas antes de la convocatoria ha publicado un tuit en Twitter afirmando que "de los errores que los miembros de la Iglesia hayamos podido cometer en un pasado más o menos lejano, los obispos humildemente pedimos perdón". Preguntado por los periodistas aclaró que se refería a la petición de perdón ya expresada por los obispos catalanes y que esto incluía "a todos los tiempos, pero especialmente los más recientes, más o menos lejanos, que puede ser la época franquista y puede ser antes".

También respondió que no consideraba necesario un perdón más explícito: "con esta petición de perdón más genérica se incluye todo". Para Sistach, es difícil concretar más porque "las cosas no son tan senzillas. Pienso por ejemplo en Tortosa, donde fui obispo, que en tres días mataron a 300 sacerdotes ". Y cree que para "entrar en cosas más concretas faltan estudios históricos objetivos, que pienso no los tenemos. Es un periodo largo de tres años, un régimen largo, hubo muchas variaciones y oscilaciones ".

"¿De qué tenemos que pedir perdón en concreto?", ha preguntado, recordando que "algunos de los que estamos aquí no estuvieron en aquel tiempo" y que "todo esto lo complica para pedir un perdón objetivo". "No es porque no se quiera" ha asegurado, "es que es algo muy complejo que pienso que necesitaría estudios y porque los estudios históricos sean objetivos deben pasar bastantes años". "Nos tenemos que perdonar todos, y una vez ya perdonados, olvidar. Si siempre tenemos que pedir perdón, no acabaremos nunca".

Preguntado también por la propuesta de un perdón más explícito que planteó el abad de Montserrat, Josep Maria Soler, Martínez Sistach ha asegurado que "si no recuerdo mal el abad de Montserrat dijo que deberiamos pedir perdón" pero que el abad tampoco pidió "un perdón explícito". "Lo que pasa es que ya lo hemos pedido el perdón", ha reiterado.

Segun el cardenal, este perdón también se debe recordar que se hace en un contexto en el que la Iglesia "ha hecho una contribución nutritiva de la sociedad, en el aspecto social, en lo cultural ... ¿Quién ha mantenido la lengua en tiempos muy dificil? Pues la Iglesia que predicaba en catalán, confesaba en catalán, celebraba en catalán, y escribía en catalán".

"El Derecho a Decidir es conocer el pensamiento, el deseo y la voluntad de un pueblo"

"Esto es algo que todo el mundo puede opinar", ha afirmado en la misma comparecencia Martínez Sistach cuando fue preguntado sobre la relación entre Cataluña y España. Ha dicho que es un tema que afecta "a la presencia de los cristianos en la sociedad" y que "toca a los ciudadanos valorarlas" y "tomar sus decisiones".

"En las concreciones de la configuración institucional de un pueblo y de una nación la Doctrina Social de la Iglesia admite varias posibilidades", aseguró. Y preguntado sobre la iniciativa desde diversas entidades cristianas y religiosos para adherirse al Pacto Nacional por el Derecho a Decidir ha dicho que no podía "hablar en plural" en nombre de los obispos pero que "si consideran que es algo a lo que se pueden adherir, pues se adhieren. El derecho a decidir es conocer el pensamiento, el deseo y la voluntad de un pueblo, algo que la Doctrina Social de la Iglesia admite". Aunque Sistach no ha querido pronunciarse un apoyo explícito al Derecho a Decidir, como hicieron el obispo de Solsona, Xavier Novell, o el de Girona, Francesc Pardo, varias entidades vinculadas al arzobispado de Barcelona han promovido esta iniciativa.

En la rueda de prensa de este viernes se ha presentado la edición catalana y castellana del libro que publicó en italiano hace unos mesesEditrice Vaticana. Cristianos en la sociedad del diálogo y la convivencia, es el primer volumen que la editorial de la Santa Sede publica en catalán. En la presentación , el filósofo Josep Maria Esquirol ha remarcado la propuesta que hace Martínez Sistach de una "Iglesia que nutra a la sociedad, alimentadola humana y espiritualmente ". También ha destacado una idea de Europa "que no sólo es una unión política o una delimitación geográfica: es una cultura que se ha formado sobre todo en la tensión entre tradición espiritual judeocristiana y la tradición racionalista griega".