Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

(Carla Herrero Sobrino / CR) "Tenemos que hacer que los inmigrantes de las diversas religiones que llegan a Cataluña sientan que forman parte de la sociedad catalana". Así de contundente se muestra Jordi López Camps , actual gerente de servicios de cultura de la Diputación de Barcelona. En una entrevista con CatalunyaReligió,  Camps ha hablado de su último libro, "Diversidad Religiosa. Conocer la religión del otro"  y de las claves para eliminar algunos estereotipos que se tienen sobre determinadas religiones. "En Cataluña tenemos un problema, hay religiones muy condicionadas por estereotipos y prejuicios, como el Islam. A menudo, las imágenes que nos llegan de esta religión nos asustan y preocupan ".
 
El autor del libro también ha hablado del caso del imán de Terrassa. Se muestra preocupado por la posible existencia de determinados discursos, pero es cauteloso con el tema. Lo más preocupante para él y muchas veces olvidado es "la presencia de musulmanes que quieren que la comunidad islámica no se integre a la sociedad catalana". "Hay que trabajar para que la misma comunidad islámica aparte los responsables del culto que piden la no integración", explica.
 
López Camps cree que "la Administración debe garantizar que la libertad de creer se pueda ejercer en igualdad de condiciones". Además afirma que "Los católicos debemos dedefender que los musulmanes expresen su fe en público".
 
Su último libro pretende ofrecer al lector un instrumento para conocer y entender las creencias que viven algunos de sus conciudadanos.