Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

(Ramon Bassas/CR) Con estas palabras resumía el editor Jaume Vallcorba las intervenciones de la mesa redonda que tuvo lugar el pasado día 18 de mayo por la tarde en la sala Prat de la Riba de la antigua Casa de la Convalecencia. La sede del Instituto de Estudios Catalanes, se ha llenado hasta los topes en el penúltimo de los actos convocados en el Atrio de los Gentiles de Barcelona. La capilla adjunta a la sala de esta institución & oacute; civil, que ha acogido las cabinas de traducción y el material técnico, resumía metafóricamente la mezcla de procedencias de los participantes del diálogo " Crear y recrear: los sentidos espirituales".

La trascendencia "ligera"

En la mesa redonda "El proceso de creación artística como acto de trascendencia", varias personalidades de diferentes disciplinas artísticas han desarrollado sus particulares aportaciones. Vallcorba recordaba Platón afirmando que "toda obra hecha de la imitación nos acerca a la mediocridad". Perico Pastor, autor de las ilustraciones de una reciente edición de la Biblia, reconocía que "el peligro más grande de la trascendencia es ponerse trascendente, 'estupendo', ya que lo que nos hace artistas es lo más humano y más común que tenemos". Esta frase ha servido a Luis Pascual, director teatral, para decir que "cuanto más buscamos la trascendencia más ligeros, más livianos, nos hacemos. El cardenal Gianfranco Ravasi, que asistía junto con el cardenal Martínez Sistach y numerosas personas del mundo de la cultura y de la Iglesia de Barcelona, ​​ha intervenido brevemente más tarde para continuar con la reflexión, citando Hans Urs von Balthasar, añadiendo que "la creación artística es comparable con la encarnación, de carne, existencia,fragilidad ... que trasciende y entusiasma ".

El misterio, en el centro

ha sido Joan Guinjoan, compositor, quien, tras confesar que intenta "reencontrar el trabajo de la tierra a través de la música", en referencia a su pasado agricultor, ha introducido el misterio como núcleo central de lo que ocurre debido de la creación. Esto ha servido para que Lluís Pascual hiciera una analogía entre el papel de la Iglesia y del teatro: "hacemos ensayo, convocamos gente, celebramos la palabra, nos vestimos de sagrado, ponemos sobre la mesa problemas morales y acabamos en comunión, con algo que nos afecta a todos y sólo es un misterio ", dijo.

Carme Riera, novelista y miembro de la Real Academia de la Lengua Española, ha añadido que "en el proceso creativo existe la voluntad de representar lo irrepresentable, también misterioso, que, en el caso de los escritores," como hacía Sherezade, escribimos para no morir".

Estreno de un cortometraje

El acto lo habían iniciado las ponencias Fèlix Riera, director de Catalunya Ràdio, y Juan Manuel Bonet, ex director del Museo Reina Sofía y IVAM. Riera, que había titulado su intervención "El atardecer de la cultura", ha reivindicado el clasicismo frente "a una cultura que queda priorizando las cosas inmediatas". Bonet, por su parte, ha hecho un repaso a las piezas artísticas más importantes que hubo en el siglo XX de temática religiosa o espiritual.

Finalmente, Albert Serra, director de cine, ha estrenado el cortometraje «Momentos musicales» con motivo del Atrio de los Gentiles, también con un contenido que abundaba en la idea de misterio y que se suma a los estrenos del acontecimiento. Y, misteriosamente, han llegado las 6 de la tarde y todo el mundo a correr para asistir a la sagrada Familia, el último de los actos.