Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

(Parlamento) El Parlament de Catalunya ha entregado este lunes la medalla de honor de la institución, en categoría de oro, a Òmnium Cultural y Cáritas Catalunya. El acto, que ha abierto la conmemoración institucional de la diada, ha sido presidido por Núria de Gispert y Artur Mas. La presidenta del Parlament ha pedido que Cataluña sea ​​capaz de "construir un solo pueblo" y construir "un nosotros que nos ha de permitir ser lo que queramos ser", y el presidente de la Generalitat ha asegurado que "el país está maduro para el proyecto nacional y el social".
 
En cuanto a Cáritas Cataluña, ha dicho que es "un referente en la lucha cotidiana contra la pobreza", una lucha que "ennoblece nuestra sociedad" y que "enseña cómo conjugar desde un sentimiento fraternal el verbo ayudar '".
 
El presidente de la Generalitat, que ha cerrado el acto, ha recordado que con el premio "se dice que el proyecto nacional y el proyecto social son la misma cosa". En este sentido, afirmó que el Parlamento ha acertado de nuevo con el otorgamiento de las medallas, y ha calificado de "trabajo clave" tanto el trabajo de Cáritas como de Òmnium. "No haceis un trabajo de suplencia o de complemento, sino que formáis parte de la identidad catalana, que pasa por la manera de organizarse y de hacer las cosas", dijo.
 
La primera entidad en recoger la medalla ha sido Òmnium. Tras la intervención de Muriel Casals, ha sido el turno de Cáritas. Primero, Eugeni Gay ha glosado la trayectoria de la entidad, y ha destacado el papel histórico junto a los más desfavorecidos y en la lucha por situar a las personas en el centro del interés político y social. A continuación, de Gispert ha entregado la medalla al cardenal arzobispo de Barcelona, ​​Lluís Martínez Sistach, y a la presidenta de la institución, Carmen Borbones.
 
Sistach ha afirmado que el galardón es el "reconocimiento al trabajo" de la entidad y de todas las Cáritas diocesanas, que ha explicado que son "sinónimo de acercamiento y acogida a las personas necesitadas para que la ayuda sea innecesaria más adelante". Además, recordó que Cáritas "atiende a los más necesitados a pie de calle", y finalmente ha expresado que la crisis es el fruto "de una política económica de mercado alejada de los principios éticos".
 
Borbones pidió "buscar un nuevo paradigma económico" para que "la persona sea el centro y no lo sigan siendo los mercados", y ha asegurado que la medalla empuja la entidad a continuar trabajando por "una Cataluña más cohesionada y más solidaria, donde todas las personas encuentren siempre una mano amiga". También ha pedido a las administraciones y a los ciudadanos "de buena voluntad" que trabajen para "tratar de encontrar nuevas respuestas a la grave situación económica, laboral y social".
 
Sistach y Borbonès han estado acompañados, entre otros, por los arzobispos Pujol de Tarragona y Vives de Urgell, y los directores de varias Cáritas Diocesanas.
 
El pasado julio la mesa otorgó por unanimidad la medalla de honor a Cáritas Cataluña, "órgano que, de 1992 hasta hoy, coordina la actuación de todas las Cáritas diocesanas catalanas, y recoge y actualiza los impulsos de justicia social que han caracterizado Cáritas desde los años cuarenta del siglo pasado, siempre al pie de la calle y luchando contra la pobreza y por la reinserción social de personas y colectivos marginados ".