Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

Benedicto XVI reflexionó -siendo todavía papa- en torno a la tecnología. La primera idea que quiso transmitir es que "la tecnología está al servicio de las personas, y no las personas al servicio de la tecnología"; esta tesis es obvia pero a menudo no funciona. Por otra parte, hay que "ensanchar los beneficios de la tecnología en el conjunto del universo"; actualmente hay una parcela que domina muchos artefactos tecnológicos y al resto del mundo no llega ninguno de estos beneficios.