Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

Coincidiendo con el mes de la celebración del patrón de los periodistas, ‘Vida Nueva Catalunya’ dedica el número de enero a la comunicación institucional de la Iglesia en el ámbito digital.

“Queremos llegar más a la gente y queremos escuchar más a la gente”, decía Lluís Martínez Sistach, uno de los ocho cardenales con Twitter que hay en el mundo, justificando su presencia en las redes sociales. Pero reconocía la dificultad para seguir el ritmo y la inmediatez. Hablar y dialogar en la red todavía cuesta en los ámbitos eclesiales.

De todas formas, la voluntad de hacerse oír entre el ruido del mundo digital está dando frutos. Lo constata la panorámica de la presencia de la comunicación de las entidades eclesiales de Cataluña que se presentan en el número de enero del suplemento "Vida Nueva Catalunya".

Lo cuenta un reportaje con ejemplos de varias iniciativas, como la del Full Dominical de la Archidiócesis de Barcelona. “La información pasa por el ámbito digital. No hay nada que se entienda si no es en el ámbito digital”, responde, por su parte, Cristina Orduña, delegada de Medios del Obispado de Urgell. Las iniciativas diocesanas se suman a las puestas en marcha por numerosas congregaciones religiosas: salesianos, jesuitas, escolapios, claretianos, La Salle, capuchinos, etc., así como otras instituciones de gran calado en Cataluña.

El número se completa con una entrevista a Ramón Ollé, delegado de Medios de Comunicación Social del Arzobispado de Barcelona, y un artículo de opinión de Miriam Diez Bosch, directora del Observatorio de Comunicación, Religión y Cultura de la Facultad de Comunicación Blanquerna.

Por otro lado, este mes también acaba de aparecer un nuevo libro del director de Vida Nueva, Juan Rubio, sobre la presencia pastoral en el mundo digital. Evangelizar en el planeta digital, plantea como el mensaje de Jesús tiene sentido en un nuevo ámbito en el que siguen planteándose los grandes interrogantes sobre la persona humana.