Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

“En Occidente, el cristianismo de masas se acabó, y también el seminario de ‘masas’”. Es una de las ideas que recoje una entrevista de La Vanguardia a el padre Josep M. Abella, superior general de los claretianos. Reside en Roma y visita estos días la provincia de Catalunya de esta orden religiosa fundada en el siglo XIX por san Antoni Maria Claret.

Abella Batlle (Lleida, 1949) se fue de misionero a Japón siendo veinteañero –aún no había sido ordenado sacerdote–, y estuvo allí 18 años. Entonces fue llamado a Roma a formar parte del gobierno de la orden claretiana –encargado precisamente de misiones–, y desde el 2003 es su superior general. La orden tiene ahora más de tres mil miembros. Abella es también vicepresidente de la Unión de Superiores Generales (USG), que agrupa a los superiores de congregaciones masculinas.

Podéis leer la entrevista aquí.