Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

(Carla Herrero -CR) Un acción preventica en el ámbito de la exclusión social es mucho más efectiva que actuar cuando ya es demasiado tarde. Por eso, Cáritas dedica una buena parte de sus recursos a proyectos materno- infantiles, para las madres que sea por soledad, situación de pobreza o risgo de exclusión, necesitan ayuda en esta nueva etapa de la vida que inician con la llegada de un hijo. La atención que hace Cáritas Diocesana de Barcelona es integral y tiene una dimensión comunitaria.

CatalunyaReligió.cat se ha desplazado a Sabadell, donde hace 25 años que funciona el proyecto materno-infantil. En este proyecto hay dos trabajadoras familiares, una trabajadora social y un equipo de profesionales que se completa con la colaboración de voluntarios y estudiantes de educación infantil. Actualmente hay 12 plazas para este proyecto, de una duración de un año y que se ocupan en función de las prioridades y se adecuan con los perfiles de las madres solicitantes. En Sabadell hemos hablado con Nuria Mateo, coordinadora del proyecto; Mouna El Rghoui, madre; María Jesús Aguayed, madre y Núria Grau, psicóloga.

El funcionamiento de los proyectos materno-infantiles que ofrece Cáritas Diocesana de Barcelona depende en buena parte de la realidad de cada territorio. En función de la población, y de sus características se adecuará este proyecto a unas necesidades u otras. La Obra Social "la Caixa" colabora con 2 millones de euros, englobando los cuatro proyectos de Cáritas, en el ámbito materno-infantil.