Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

(Jordi Llisterri-CR) El obispo Xavier Novell ha puesto en marcha en Solsona una campaña extraordinaria de Cáritas para paliar las consecuencias sociales de la crisis. En una comunicación pastoral que se repartirá en el Full Diocesà este domingo Novell anuncia la creación de un fondo especial para estas necesidades al que "la diócesis destinará extraordinariamente unos 300.000 euros (el 10% del presupuesto ordinario de los años 2011 y 2012)" e invita a los arciprestazgos y las parroquias que puedan a dotar el Plan de Ayuda Social de Cáritas Diocesana.

"Cada uno puede hacer algo. Yo me he rebajado el sueldo un 25% con esta finalidad" explica como ejemplo de su demanda. Los obispos, que reciben el sueldo de la Conferencia Episcopal, cobran unos 1.200 euros al mes. En el caso de los sacerdotes, es diferente en cada obispado pero no llegan a los 1.000 euros.

La comunicación pastoral "Todos contra la crisis" Xavier Novell hace una detallada descripción del proceso que ha llevado a la crisis actual y termina con peticiones concretas a empresarios, trabajadores, y pensionistas a quienes pide "no quedarse impasibles ante el hecho de que algunos parientes, amigos, vecinos y conciudadanos están en el umbral de la pobreza, con dificultades para disfrutar de los servicios más básicos de alimentación y vivienda".

A los "empresarios ya las personas que tienen dinero" les dice que "sois los únicos que pueden solucionar la crisis". Y les pide que no caigan en "la tentación de no invertir y de especular con el dinero ganado" y que se arriesguen para crear empleo: "No seáis ricos insensatos (Lc 14,15-21), de que os servirá acumular, disfrutar y especular? ". A los trabajadores, empleados de empresas o funcionarios les dice que "no se puede utilizar la excusa de la crisis económica para recortar derechos laborales básicos" pero que la salida a la crisis pide que "trabajemos más, por menos dinero y repartamos el trabajo existente entre todos! Esto es duro, pero es la realidad". Novell añade que "los gerentes económicos y los responsables políticos deben ser los primeros en dar ejemplo -rebajarse el sueldo más que nadie, renunciar a unos complementos innecesariossarios y escandalosos".

El obispo de Solsona también se dirige "a los pensionistas, que sois una gran mayoría en la Iglesia" y que "viendo el desenfreno de consumo y el despilfarro público de estos últimos años, ya prevéiais que esto acabaría mal". Con su ejemplo de "trabajar, ahorrar y estar de cosas es mucho lo que puede hacer por vuestros hijos y nietos: ayúdales a aprenderlo!"

Finalmente, pide a todos que se sume "a una gran ola de caridad para que, en la diócesis, a nadie le falte techo, luz, agua, calefacción y una alimentación suficiente. El Señor pone a prueba nuestra fe, nuestra relación personal con Él, preguntándonos: "¿Qué haces cuando me ves hambriento, forastero y desnudo? (Mt 25)".

En la comunicación pastoral Novell remarca que "en un sistema económico donde la única ley es el libre mercado, los débiles siempre se llevan la peor parte" y que "cuando el estado social se desmonta y se recortan estos servicios básicos, los primeros en caer en la exclusión social son los que menos tienen, los que están más al límite ". Explica también que a Cáritas "el número de peticiones no para de crecer" y "vienen a pedir ayuda a personas que nunca la habían necesitada y muchos no se atreven hacerlo por la humillación que les supone".

Al repasar las causas de la crisis el obispo de Solsona afirma que sin negar lasresponsabilidad de los políticos, banqueros o del mercado "debemos reconocer que el motivo principal de la crisis es que todos hemos querido vivir por encima de nuestras posibilidades". Y concluye que "Esta sociedad de consumo nos ha engañado".

Asimismo, dice que "las administraciones públicas han acabado de redondear esta cultura del consumo desproporcionado" y se hadifundido el convencimiento de que "era posible tener un sistema educativo, una sanidad y unas infraestructuras de comunicación como los de los países más ricos de Europa, unos equipamientos culturales espectaculares y, incluso, unas prisiones de cinco estrellas".

Aquí podéis leer el texto completo de la comunicación pastoral.