Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

(CR) El diario francés La Croix ha publicado este martes un artículo sobre cómo varios países europeos viven la llegada de la Cuaresma. En concreto se hace referencia a los paises escogidos para celebrar por primera vez la Misión Metrópolis, en total 12 ciudades entre las que está Barcelona. El informe revela cómo los diferentes países viven el catolicismo. A pesar de la diversidad de situaciones, la entrada de la Cuaresma en Europa muestra un mismo desafío, la secularización.
 
Precisamente este jueves el cardenal Lluís Martínez Sistach presentará las actividades de la Misión Metrópolis que se realizarán en Barcelona durante la Cuaresma. Uno de los actos previstos es la lectura pública del Evangelio de Marcos que se celebrará el domingo 4 de marzo en el Palacio de la Música Catalana en el que intervendrán diversas personajes del mundo de la cultura, la comunicación y el deporte. También se presentó una edición popular del Evangelio de Marcos que  se ha empezado a repartir este lunes. La edición se quiere distribuir desde las parroquias, escuelas y movimientos entre personas alejadas de la práctica religiosa.
 
Según el artículo de La Croix, en Francia desde hace tiempo los católicos son conscientes "de la urgencia de reinscribir de manera visible los tiempos fuertes de la vida religiosa ". Por este motivo se han llevado a cabo una serie de propuestas como conferencias, lecturas de la Biblia, apertura de las iglesias, etc. Con todo ello se pretende vivir la fe con "testigos visibles en las calles" y evitar en lo posible el proceso de secularización.
 
Otro caso del que habla el artículo es Irlanda. El escrito explica como "la crisis de los abusos sexuales continúa marcando los católicos irlandeses, que hacen del tiempo de Cuaresma un tiempo de penitencia y de petición de perdón". Muchas diócesis irlandesas aprovechan el tiempo de Cuaresma, tradicionalmente ligado a la penitencia, para "invitar a los fieles a jornadas de arrepentimiento".
 
La llegada de este tiempo de preparación a la Pascua se vive de manera mucho más tranquila en Polonia donde, según el artículo, el 90 por ciento de la población es católica y por tanto la Cuaresma es muy seguida.
 
Finalmente un caso contrario a Polonia es Hungría, donde la Cuaresma pasa pràcticamente desapercibida. Explica La Croix que el problema de este país no es tanto la secularización como el hecho de que "las tradiciones populares folclóricas tienen tendencia a perderse".
 
Barcelona, ​​Budapest, Bruselas, Dublín, Colonia, Lisboa, Liverpool, París, Turín, Varsovia y Viena, son las capitales escogidas para celebrar este 2012 la Misión Metrópolis.