Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

 

Por el diálogo, el entendimiento y las libertades democráticas

 

Debido a los acontecimientos que, desde hace tiempo, se están produciendo en el ámbito político, institucional y de la judicatura el Consejo Evangélico de Catalunya quiere manifestar su más profunda consternación por el retroceso de las libertades democráticas y por la falta de entendimiento que siempre ha de fundamentarse en el diálogo, la generosidad y la voluntad de llegar a acuerdos entre las partes.

Por todo ello,

 

Primero: Queremos recordarnos a nosotros mismos la necesidad de mantener la unidad de la Iglesia más allá de la teología política que cada uno de nosotros pueda tener.

 

Segundo: También queremos alentar a la totalidad de la Comunidad de Fe para que tome las iniciativas que considere más oportunas no solamente para mantener esta unidad, desde el respeto a la diversidad, sino para incrementarla ahora más que nunca.

 

Tercero: Queremos dejar constancia de que, como siempre hemos dicho y como parte de la Iglesia de Jesucristo de Catalunya, siempre estaremos al servicio del pueblo catalán esté donde esté o decida lo que decida.

 

Cuarto: También queremos, todavía más, estar al lado de todos aquellos que sufren a causa del detrimento de las libertades democráticas, más allá de que sus causas puedan ser diferentemente valoradas por unos o por otros.

 

Quinto: Solicitamos con firmeza a las instituciones y a los representantes políticos que utilicen el diálogo y el entendimiento, como únicos instrumentos de hacer política, para resolver los conflictos sociales, culturales, religiosos y políticos.

 

Sexto: Por nuestra parte, tal y como hicimos en el Comunicado del mes de octubre del año pasado, nos ponemos a disposición de las más altas autoridades a fin de contribuir, en la medida que esté en nuestras manos, a la tarea de mediación entre las partes.

 

Séptimo: Para terminar, queremos reiterar nuestro llamamiento especialmente a los miembros de la Iglesia, a las otras confesiones, a la clase política, a los líderes sociales y a los medios de comunicación, y a quienes se quieran añadir, a pacificar situaciones de radicalización, verbal o de cualquier tipo de violencia que se pueda producir en el seno de nuestra sociedad, y a trabajar para recuperar la dignidad de las relaciones humanas.

 

Octavo: Y finalmente, nos convocamos, tal y como cada Comunidad Local crea más oportuno hacerlo, a la oración para que Dios siga bendiciendo nuestra tierra y su gente, a la que tanto amamos, y para que nos ayude a todos y a todas a hacer el bien a todo el mundo que nos rodee.

 

Barcelona, 28 de marzo 2018.