Pasar al contenido principal

En la primera lectura de la festividad del Cuerpo y la Sangre del Señor se lee un pasaje del libro del Génesis 814,18-20) introducido, algo forzadamente, en las narraciones sobre Abraham. El interés de la lectura estriba en la presencia de Melquisedec y su ofrenda de pan y vino que la teología cristiana ha entendido como una prefiguración del pan y vino eucarísticos.

Los hechos que preceden a la aparición de este personaje son estos: una coalición de cuatro reyes orientales acaudillados por Kedorlaomer emprendieron una guerra de castigo contra cinco reyes que se habían revelado y no pagaban vasallaje a Kedorlaomer. La batalla acabó con una derrota abrumadora pero resulta que entre los vencidos estaba el rey de Sodoma y allí vivía Lot, el sobrino de Abraham. Así pues, entre el botín que se llevó Kedorlaomer estaba Lot. Abraham al saberlo emprendió una acción militar para liberar a Lot y venció a Kedorlaomer.

Cuando el rey de Sodoma se encontró con Abraham para agradecerle la victoria el relato hace que aparezca Melquisedec. Su nombre proviene de la unión de dos términos hebreos, “melek” que significa rey y “saddiq” justicia. De Melquisedec se dice que es sacerdote del Dios altísimo (“elyon en hebreo”). El término proviene de la raíz hebrea "alah" que significa subir ascender, de ahí que "elyon" se traduzca por Altísimo. Era un dios principal conocido por muchos pueblos semitas, entre otros los arameos, los cananeos y los fenicios. Su culto estaba muy extendido. Seguramente, debido a ser muy conocido y extendido, el término entró en las Escrituras hebreas. Probablemente “elyon” se usó en el culto a Jerusalén en el tiempo anterior a David y por eso fue aceptado posteriormente en la liturgia de Israel. Así lo encontramos en la forma “El Señor el altísimo (Sal 7,18; 9,2-3; 18,14; 47,2; 83,19; 91,1-2; 91,9;97,9) ; Eloim al Altísimo (Sal 57,3); El (Dios) Altísimo (77,10-11;78,17-18).

"Elyon" era un dios principal, esto concuerda con lo que dice el salmo 97,9: "Porque tú eres el Señor, el Altísimo sobre la tierra, excelso por encima de todos los dioses". Cabe decir que se identificó “elyon” con el Señor, el Dios de Israel. Así muchas de las prerrogativas de “elyon” son también las prerrogativas del Dios de Israel. De su dominio sobre la tierra (Sal 83,19; 97,9) se deduce que es el creador del cielo y de la tierra; él garantiza la pervivencia de la realeza (Sal 21,7) y de las ciudades significativas (Sal 46,4; 87,5): protege al desamparado, es su refugio y baluarte (Sal 57,3; 91,1.9); habita en los espacios celestiales (Is 14,14). Y desde el cielo hace temblar su voz (Sal 18,13; 2Sa 22,14); dominador del mundo, se le debe alabanza (Sal 7,18; 9,2; 50,14;92,1); la rebelión contra su majestad se considera una ofensa insolente (Sal 78,17.56; 107,11).

De Melquisedec el texto dice que era rey y sacerdote. Las funciones de realeza y sacerdocio estuvieron unidas muchas veces en la historia de Israel. David y Salomón ejercieron funciones sacerdotales. De David se dice que, habiendo llevado el Arca a Jerusalén, ofreció un sacrificio: “Cuando los costaleros del Arca del Señor hubieron dado seis pasos, David sacrificó un toro y un carnero” y que “David ofreció delante el Señor holocaustos y víctimas de comunión” (“Sa 6,13.17). De Salomón se dice que el día de la consagración del templo "El rey, y con él todo Israel, ofreció sacrificios ante el Señor..... ofreció los holocaustos, las ofrendas y la grasa de las víctimas de comunión" ( 1 Re 8,62). Algunos monarcas asmoneos ejercieron también de sumos sacerdotes (1Ma 13,42; 14,47). El texto quiere apoyar ideológicamente la unión de estas dos funciones algunas veces discutida en algunos momentos de la historia de Israel.

Melquisedec es rey de Salem. En el nombre de esta ciudad se ha visto una clara referencia a Jerusalén, lugar donde se estableció el trono de David. Melquisedec, así lo dice el salmo 110, se convierte en un referente para la dinastía davídica. El hecho de que Abraham pague el diezmo en Melquisedec se convierte en un estímulo a que los israelitas reacios a pagar el diezmo al rey davídico de Jerusalén lo hagan. El relato hace que a través de Melquisedec se establezca un vínculo entre las grandes tradiciones patriarcales y las de la dinastía davídica.

Domingo 19 de junio de 2022. Festividad del Cuerpo y Sangre del Señor.

Us ha agradat poder llegir aquest article? Si voleu que en fem més, podeu fer una petita aportació a través de Bizum al número

Imagen
Donatiu Bizum

o veure altres maneres d'ajudar Catalunya Religió i poder desgravar el donatiu.