Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

El filósofo Jordi Porta i Ribalta (Barcelona, ​​1936), actualmente presidente del Centro UNESCO de Cataluña y ex-presidente de Òmnium Cultural, recuerda el Concilio Vaticano II en el marco de su paso por el escultismo catalán. Para Jordi Porta, la convocatoria del Papa Juan XXIII en 1962 respondió un deseo de una inmensa mayoría de católicos que esperaban una señal por parte de los responsables de la Iglesia Católica. Desde Cataluña también se vivió como una manera de dialogar con el mundo y de acercarse al pueblo utilizando su lengua.