Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

(Jordi Llisterri-CR) El ejercicio de la política exige un compromiso moral que también se puede encontrar en los Diez Mandamientos. Es una de las ideas de la mesa redonda que se ha celebrado este sábado en Barcelona para cerrar la IX Jornada del Grup Sant Jordi. Y una de las ideas en las que han coincidido el alcalde de Lleida, Àngel Ros, la periodista Pilar Rahola, la teresiana Victòria Molins, el ex consejero de Trabajo y abogado Oriol Badia y la periodista Anna Punsoda.

"En el ámbito político sólo siguiendo los Diez Mandamientos bastaría", sentenció Pilar Rahola para responder a la pregunta sobre los valores morales en el ejercicio de la política. Una reivindicación del ejercicio de la política desde principios morales que ha secundado Àngel Ros como forma de regenerarla: "en un momento de cambio social me gustaría mucho que alguien recuperara un discurso regeneracionista moral". Ros también ha defendido el compromiso religioso como "una buena herramienta para la religar de nuevo moral y política".

El testimonio de Victòria Molins ha mostrado cómo vive sus limitaciones ya que muchas veces "sólo puedo acompañar" y estar al lado del "mal ladrón". Y Oriol Badia, también ha explicado cómo ante un compromiso le decían "Oriol, ¿por qué te complicas la vida".

Por su parte, Anna Punsoda ha descrito la complejidad en hacer un juicio moral de los políticos, ya que a menudo "para que alguien pase la prueba de la dignidad moral otros se deben ensuciar" y porque "la altura moral no siempre coincide con la eficacia".

En el debate, moderado por Cori Casanova, Rahola ha remarcado el peligro que corre el estado actual del bienestar y de la destrucción de la clase media, pero desde su experiencia de calle Molins se ha mostrado más optimista: "me gusta pensar que hemos tocado fondo y que si no hemos tocado fondo cuando llegemos iremos hacia arriba". Para Punsoda, una de las realidades también es la de unos jóvenes que "cada vez son menos reformistas y que prefieren implicarse en movimientos alternativos".

En el ámbito más práctico, Ros situado como una evidencia "que la práctica de los partidos políticos debe cambiar radicalmente e ir a un modelo más democrático". Y Badia ha puesto como ejemplo "el error de los políticos que piensan que si no sale en los periódicos lo que hacen no sirve de nada". 

Aquí puede ver la mesa redonda integra.

La sesión de la mañana de la jornada anual del Grup Sant Jordi ha acogido dos ponencias. El teólogo mallorquín Teodor Suau ha defendido la implicación de los cristianos en la vida política en un sentido amplio en el que la aportación del cristianismo debe ser "la gratuidad como una forma de transformación". Como ejemplo de esta implicación ha propuesto "la construcción de la sociedad civil como una dimensión de la construcción del Reino de Dios". También ha intervenido el teólogo Marciano Vidal que ha remarcado como "el desequilibrio económico dificulta el funcionamiento democrático" y la necesidad de "nuevas formas y prácticas de la política con más participación directa".

En la inauguración de la Jornada de este año ha intervenido el obispo de Lleida Joan Piris y el director general de Asuntos Religiosos Enric Vendrell.