Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

(Arzobispado de Barcelona) El obispo auxiliar de Barcelona, ​​Sebastià Taltavull, ha publicado el tercer volumen de homilías: La Llamada de la Palabra, Homilías con la Doctrina Social de la Iglesia. Editado por el Centro de Pastoral Litúrgica, el llibre recoge las homilías de todos los domingos y fiestas del ciclo A del año litúrgico, hechas teniendo en cuenta de una manera especial la doctrina social de la Iglesia. La obra es la continuación del trabajo realizado anteriormente por el obispo Sebastià con las publicaciones de las homilías de los ciclos C y B.

En la obra del también presidente del Secretariado de la Comisión de Pastoral de la Conferencia Episcopal Española, el lector podrá disfrutar de un prólogo del Cardenal Renato Raffaele Martino, el cual se muestra gozoso de "poder presentar este subsidio litúrgico que también sale publicado en la página web del Pontificio Consejo Justicia y Paz".

La Homilía, llamar a la puerta del corazón

La lectura de la Palabra de Dios es un momento fundamental en la celebración de la Eucaristía. Cuando ésta se proclama, Jesús se hace presente para empujar nuestra fidelidad en su camino. Según el obispo Sebastià, "esta publicación no trata de ofrecer un texto para ser leído de forma íntegra y seguida, sino de unas reflexiones que quieren iluminar con la Palabra de Dios el camino que hacen los cristianos domingo tras domingo a lo largo del año litúrgico".

También aprovecha para hacer referencia al mensaje del Papa Francisco durante la Jornada Mundial de Brasil. "He aprendido que para tener acceso al pueblo hay que entrar por el portal de su inmenso corazón; permitidme que llame suavemente a esta puerta. No tengo oro ni plata, pero llevo conmigo, de todo lo que me ha sido dado, lo más valioso: Jesucristo".

El obispo Taltavull, reforzando este discurso del pontífice, asegura que "si la Palabra de Dios la hacemos llegar al corazón de los jóvenes, de corazón a corazón, sin miedo ni prejuicios, sólo con la limpieza que Jesús nos pide en las bienaventuranzas, estaremos presentes en uno de los nuevos escenarios de evangelización".

Por otra parte, el obispo también recuerda las tres actitudes que el Papa pronunció en el santuario de Nuestra Señora de Aparecida de Rio, con el fin de ayudar a pastores, padres y educadores a transmitir a los jóvenes los valores que los hagan artífices de un mundo más justo, solidario y fraterno: "Mantener la esperanza, dejarse sorprender por Dios y vivir con alegría".

Finalmente el obispo Taltavull destaca que "la enorme riqueza de contenido y experiencia que nos regala el año de la fe , y la que tiene que ofrecer, junto con su dimensión social, nos dan pie a afirmar que no podemos renunciar a redescubrir el gusto por la Palabra de Dios y a ser lúcidos porque esta misma Palabra, que es viva, llega al corazón y es eficaz , transforme también la realidad social y la impregne de Evangelio."