Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

(Tarraconense) Con el propósito de promover espacios eclesiales de comunión y compromiso, cinco católicos laicos convocaron un acto sobre "Iglesia: pertenencia y corresponsabilidad". Entre ellos, Josep M. Carbonell, presidente de la Fundación Joan Maragall y decano de la Facultad de Comunicación Blanquerna, Josep M. Cullell, economista y decano del Colegio de Auditores del Vaticano; Jordi López Camps, ex director general de Asuntos Religiosos, Josep Miró i Ardèvol, presidente de E-Cristians y miembro del Consejo Pontificio para los Laicos, y Francesc Torralba, catedrático de filosofía de la Universidad Ramon Llull y consultor del Consejo Pontificio de la Cultura

El acto, que se celebró en el salón de actos del Colegio de Abogados de Barcelona, ​​fue presentado por Enric Juliana, director adjunto de La Vanguardia, diario en el que los convocantes han ido exponiendo, en artículos firmados conjuntamente, su pensamiento sobre el papel y la acción que los laicos cristianos deben llevar a cabo en la Iglesia y en nuestra sociedad.

Los convocantes, de procedencias y ámbitos diversos, subrayaron que es más lo que los une que lo que les separa y que quieren dar un testimonio conjunto y público de su fe cristiana. Y manifestaron que la Iglesia hoy debería tener cinco líneas prioritarias de actuación: la fidelidad al Concilio Vaticano II (1962-1965), el evento que transformó con profundidad la Iglesia; la acentuación de su universalidad, procurando deseuropeizar y abriéndose mejor a otras culturas; su necesaria desmundanización, para lograr una mejor credibilidad, la búsqueda de un mejor equilibrio entre la unidad y la diversidad , la centralidad y la colegialidad, y el esfuerzo continuado de mediación cultural y de acción social a favor de los marginados, promoviendo la lucha por la justicia y la cultura del amor, del reconocimiento del otro.

En el acto, que se celebró la tarde del 13 de mayo, se hizo presente un numeroso público y asistieron el arzobispo-obispo de Urgell, Mons.. Joan-Enric Vives, el obispo de Girona, Mons. Francisco Pardo y mons. Carles Soler, obispo emérito de Girona.