Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

(Escuelas Pías) Docentes y personal de administración de las 19 instituciones educativas de la Escuela Pía de Cataluña, acompañados por el secretario general, Joan Vila, y el Provincial, Jaume Pallarolas, participaron en el encuentro de formación y hermandad, que celebran desde hace 24 años en una ciudad diferente del territorio.  

La Jornada se inauguró con las palabras de bienvenida de Cristina Roca, directora de la Escola Pia de Terrassa. A continuación, el Secretario General de las Instituciones Educativas de la Escuela Pía de Cataluña, Joan Vila, se dirigió a los presentes, señalando "la importancia de la educación para mejorar la sociedad y salir de la crisis que vivimos en estos momentos ". Aseguró que "lo que cohesióna a las personas y las ilusiona es tener proyectos en común "y que" debemos esforzarnos por ser líderes para tener la satisfacción de que hacemos el trabajo bien hecho y que lo hacemos al servicio de nuestro país ". Quiso recordar que el próximo curso, la Escuela Pia pone en marcha una nueva escuela en Salt, a pesar de la situación actual, "porque queremos dar servicio a los puestos de frontera".
 
El Provincial Jaume Pallarolas inició su charla reconociendo que "me cautiva lo emocionante que puede ser hablar del trabajo en equipo para encarar el presente y futuro" y dijo que, en los tiempos que vivimos, "tiempo de derrumbe económico, tenemos el país como lo tenemos y debemos actuar. No perdamos tiempo buscando culpables: nos encontramos en situación de alarma y se nos pide que hagamos de maestros, de educadores, con los recursos de los que aquí y ahora disponemos. Miremos lo que tenemos ahora y a partir del ahora, avancemos. No tenemos más. Nos estimula nuestra ética profesional, nuestra vocación, nuestra misión. Nos han recortado y nos pueden recortar más. Pero lo que no nos pueden recortar es nuestra vocación de educadores ".
 
Ha recordado que "tenemos que revitalizar la figura, el rol, la autoestima social del educador" y afirmó que "sólo si la educación sobresale y emerge, nuestra sociedad saldrá del derrumbe". Para ello, aseguró que "además de nuestro ser educadores contamos con muchos recursos. Quiero destacar tres: el conjunto investigación, desarrollo, educación, innovación y empresarial, el trabajo en red (que quiere decir ayudando y pidiendo ayuda) y la oración, teniendo en cuenta que orar no quiere decir rezar. Como nos dice Jesús en el Evangelio: "Pedid y se os dará, buscad y encontraréis, llamad y se os abrirá, porque quien pide recibe, quien busca encuentra y al que llama se le abre".
 
Los ponentes
Este año, los ponentes que los acompañaron en esta jornada fueron Valentí Giró -consultor y profesor de ESADE- y Jordi Garriga -maestro, pedagogo y consultor-, que abordaron el tema del trabajo de equipo desde diferentes perspectivas.
 
Valentí Giró  es licenciado en Ciencias Empresariales y miembro de Axial, una consultora internacional que ayuda a las organizaciones a alinear la cultura con su estrategia de negocio. En 2004 participó en la expedición catalana al majestuoso K2 (8.611 m) por su vía más difícil, la Magic Line, una gesta del alpinismo moderno.
 
Aprovechó este hito, que marcó un antes y un después en su vida, para explicar la importancia del trabajo en equipo y el juego de las emociones. Aseguró que "importa el camino no sólo la cima. Importa el cómo, de qué manera, con qué compañía"empieza un proyecto, sea deportivo o educativo,"para nosotros, la cima es abrir la vía". Y es importante hacerlo con "responsabilidad, honestidad y competencia". "¿Por qué estoy aquí, donde estoy? Si el por qué es sólido, se aguantará el frío y las temperaturas bajas ". En situaciones complicadas, hay que preguntarse "¿qué podemos controlar? Podemos controlar cómo respondemos con nuestros valores en situaciones difíciles ".
 
Jordi Garriga, maestro y pedagogo (URL), es director de e-Motiva Barcelona, ​​empresa consultora de recursos humanos especializada en gestión estratégica del compromiso:  valores, clima, cultura y liderazgo. Garriga aseguró que "a trabajar en equipo no se puede enseñar pero se puede aprender. Y para aprender, hay que vivir: disfrutar y sufrir "y añadió que" el concepto de verdad lo hemos ido recibiendo de lo que nos han dicho padres, escuela, libros ... y todo nos ha preparado para tener la razón objetiva "en la vida profesional y personal. Pero, según él, "la realidad objetiva no le importa a nadie. Importan las percepciones (...) Juzgamos a los demás por sus acciones y a nosotros, por las intenciones ". De un proyecto, remarcó que los equipos, "si es suyo, lo harán bueno. Es mejor que sea suyo a que sea bueno. El aprendizaje vivencial se basa en las 4F: hechos (facts), sentimientos (feelings), descubrimientos (Finding) y futuro ". A trabajar en equipo nos tenemos que poner "sin excusas, sin justificaciones y sin retrasos ".