Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

(Jordi Llisterri-CR) Cree que la Iglesia tiene noticias buenas y positivas pero todavía no logra comunicarse de acuerdo con la cultura contemporánea. Es la reflexión del veterano vaticanista Luigi Accattoli. Después de más de cuarenta años de periodismo en los rotativos italianos más prestigiosos, cree que "la política eclesiástica, lo que hacen las conferencias episcopales, los sínodos, el Vaticano ... no interesa a la humanidad "y en general se convierte sólo en un instrumento de polémica y de ataque.

Accattoli estuvo en Barcelona este noviembre para participar en una de las sesiones del Postgrado en Comunicación Institucional y Religión en la Era Digital que organiza este curso por primera vez la Facultad de Comunicación Blanquerna. El Postgrado, dirigido por Miriam Díez, es un programa de formación de los responsables de comunicación y los dirigentes de las entidades eclesiales ante las nuevas respuestas que exige el universo digital, con una sesión mensual presencial para facilitar la asistencia de alumnos de todos los territorios.

En esta entrevista, habla de la buena noticia que puede transmitir el cristianismo a través del testimonio. Luigi Accattoli explica que como vaticanista y periodista cristiano ha intentado hacer de puente, buscando el respeto mutuo entre el universo religioso y el secular. Autor de varios libros traducidos en todo el mundo, ha seguido 85 viajes de Juan Pablo II y una decena más con Benedicto XVI, de quien dice que ha dado un paso adelante hacia más transparencia.