Déu. ¿…? ¡…! … en el dia a dia, per Oriol Domingo