Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

El próximo martes en Manresa tendrá lugar un acto, que tal vez sea de los primeros que se realizan de este tipo en este País. El reconocimiento público a la vida, el trabajo y el compromiso de un musulmán que vive en Manresa y que no ha ahorrado esfuerzos para promover la paz, la convivencia y la integración de sus hermanos musulmanes en el País.

Se llama Abdellah Hammouch y es el presidente de la Asociación Cultural Islámica del Bages y Manresa y de la Mesquita Al Fath.
 
Desde que llegó a la presidencia de dicha Asociación, Abdullah no ha cesado en su empeño de dialogar con todo el mundo, de participar activa y humildemente en el Grupo de diálogo interreligioso, y de involucrarse en las actividades culturales, sociales y religiosas de la Ciudad.
 
Él ha promovido las Jornadas de puertas abiertas de la mesquita, siendo Manresa el primer sitio de España en el que se realizó una actividad similar. En la Mesquita Al Fath, que el consiguió comprar y junto a su equipo acondicionar, se han realizado múltiples actos interreligiosos, ha sido sede del Parlament Català de las Religiones celebrado en Manresa en el 2006 y ha sido el lugar de oración interreligiosa en diferentes oportunidades.
 
En el seno de la Mesquita de Manresa han tenido lugar cada año encuentros abiertos a la Ciudad durante el Ramadán y durante sus fiestas religiosas más significativas. En ellas siempre se ha suscitado el diálogo y la explicación de la religión islámica dentro de un marco de una acogida exquisita y de un diálogo muy respetuoso.
 
Abdullah, es un hombre muy sencillo, de pocas palabras y de una gran transparencia en todas sus acciones. Con los años se ha ganado la simpatía y la confianza de los manresanos y manresanas, y se ha convertido en un referente al hablar de la integración y la paz. Y por eso ahora, 14 entidades ciudadanas, más el apoyo de muchos ciudadanos, quieren rendirle un homenaje.
 
En el acto estará presente el Alcalde de Manresa y la Directora General de Asuntos religiosos de la Generalitat, prueba de que la labor de Abdellah, es significativa.
 
Hace unos años, cuando se inauguró la Mesquita de Manresa, Riay Tatari, presidente de UCIDE, manifestaba, ante casi mil personas, que un hecho como ese, en el que se inauguraba una Mesquita con tanta presencia ciudadana, era único en España. Y auguraba que la normalidad fuera llegando poco a poco al resto de comunidades.
 
Esperamos que poco a poco y paso a paso, como suele decir Ismael L’Aziri Botifoll, Presidente de la Mesquita de Sant Joan de Vilatorrada,” el Islam vaya formando parte de la normalidad religiosa de nuestro país; que ser musulmán no suponga estar a la defensiva, que puedan desarrollar sus derechos recogidos en la constitución como ciudadanos de este país con toda normalidad, y que puedan continuar compartiendo los momentos significativos de la fe con el resto de la ciudadanía”.
 
De hecho, Abdellah siempre repite que el Islam es una religión de Paz y cita el Corán cuando dice: ¡Hombres! Os hemos creado a partir de un alma única, hombre y mujer, y os hemos hecho pueblos y tribus distintos para que os reconocieras unos a otros. Y EN VERDAD QUE EL MÁS NOBLE ANTE DIOS ES EL MÁS PIADOSO. Dios es Conocedor y está perfectamente informado”. Y él añade: hay que conocerse mutuamente y a partir de este mutuo conocimiento hay que vivir y convivir. Hay unas leyes en cada nación y en cada religión. El profeta ha dicho que sobre todo, hay que respetar al vecino, y hay que ayudarle en lo que se pueda. Tenemos que buscar el camino, y las religiones, existen fundamentalmente para fomentar esa convivencia, para vivir una vida plena, en paz y con tranquilidad”.
 
He querido dejar testimonio de este reconocimiento y apelo al ejemplo de Abdellah, cuya pasión es trabajar por un mundo cada vez más fraterno y rico, donde el otro es una oportunidad y una fuente de enriquecimiento humano y espiritual, y nunca una amenaza.
 
 
 
 Dimart 19 de gener a les 8 del vespre
Auditori Caixa Manresa
Manresa
 
La vanguardia