Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

Desde el año 2006, Ander Mirambell Viñas, un joven manresano, que hoy tiene 26 años, está trabajando duro por un sueño: Ser olímpico en el 2010. Y hoy lo ha conseguido.

Lo más importante de Ander, es que es un joven mucho más maduro para su edad, de lo que se esperaría. Es un luchador nato, y un hombre con una gran sensibilidad. Ha sabido sacar lecciones para la vida de cada paso, de su nada fácil carrera hacia los olímpicos, y nos ha enseñado a sus amigos que lo importante en todo, es la persona.
 
En estos años ha sufrido accidentes importantes, el Skeleton, es un deporte,- para los que somos “laicos en el tema”- muy peligroso…¡bajar a 130 KM/h! por un tubo de hielo teniendo como protección sólo tu cabeza,,,, es demasiado.
 
Siempre, cuando se fracturó la clavícula y tuvo que ser intervenido, cuando se entrampó el dedo y tubo otro contratiempo, cuando saltó por los aires y quedó con las costillas desencajadas….su lema fue el mismo “care está permitido, levantarse, es una obligación””.
 
Aprendió en las escuela de la vida. Sin recursos - como nos muestra un reportaje de la Cuatro- se abrió camino. 
 
Y sin entrenador fijo, sin sponsors potentes, tuvo que demostrar que valía. Hoy seguramente le saldrán muchas novias, y la federación catalana y española se lo disputarán, seguramente con más fuerza de la que utilizaron cuando se trataba de apoyarle. Ahora ha demostrado su valía y él, no se olvida de todo lo que aprendió en el camino.
 
Hace una semana, me mandaba un mensaje en el que me decía: “los resultados quedaran en un libro, o un álbum...lo importante es lo que me lleve conmigo. Así que a tirar adelante y continuar sumando experiencias. Ya sabes que yo encantado de ayudar a la gente, aunque sea como ejemplo o lo que haga falta. Sii mi experiencia sirve a una persona, yo ya soy feliz”.
 
Os invito a visitar su web y a seguirle, y si podéis a escucharle, con 26 años, ha adquirido mucha sabiduría y es un joven que sabe lo que quiere y que lucha en la pista, como lucha en la vida, Ander cree que un mundo mejor es posible; Ander está seguro que en la Olimpiada de la vida todos, si queremos, nos podemos clasificar. Y está seguro y así nos lo repite, que no podemos bajar los brazos, ¡siempre podemos un poco más!
 
Enhorabuena campeón, y a disfrutar de todas las buenas sensaciones que te está regalando la vida, y que bien merecidas las tienes.
 
Os dejo unos enlaces y os recomiendo la entrevista de la Vanguardia
 
La Vanguardia 
 
El vestuario RTVE  
 
El Periódico