Voleu rebre les notícies?

Subscriviu-vos al butlletí gratuït

Galería de imágenes

(CR) Una de las características que hacen de Barcelona una ciudad única es su diversidad religiosa y cultural. Los datos así lo demuestran, ya que en la actualidad la ciudad condal acoge más de un millar de comunidades religiosas, de hasta 27 confesiones distintas. Es por este motivo que en el año 2016, la Asociación UNESCO para el Diálogo Interreligioso (AUDIR) , puso en marcha la Noche de las Religiones. Seis años después, esta iniciativa sigue más viva que nunca, como se ha podido ver en la presentación de su sexta edición, este sábado por la mañana en el Monasterio de Pedralbes.

El acto se ha podido seguir en streaming a través de la página de Facebook de AUDIR, y ha contado con la participación de Khalid Ghali, comisionado de Diálogo Intercultural y Pluralismo Religioso del Ayuntamiento de Barcelona, que ha recordado la pluralidad que hay en la ciudad y ha destacado la importancia de promover el diálogo entre todas las religiones: "Las religiones no sólo son creencias, también provocan un enorme capital cultural. Todas ellas proveen de objetos y de pensamientos indispensables y, por lo tanto, es muy importante que haya un diálogo que nos permita construir un espacio común de convivencia, con espacios compartidos". 

Durante la presentación han intervenido también otros representantes de las entidades que forman parte de la iniciativa, como Montse Castellà, presidenta de la AUDIR, y Joana Prats, directora del Área de Relaciones con Entidades Sociales de la Fundación la Caixa. Montse Castellà ha remarcado el objetivo de la Noche de las Religiones, que con todas las conferencias y actividades que organiza quiere "ayudar a la ciudadanía a conocer más a fondo todas las religiones que conviven en la ciudad, facilitar el diálogo entre los representantes de estas comunidades, y promover los valores de la cultura de la paz".

Finalmente, Yvonne Griley, directora general de Asuntos Religiosos, ha cerrado la primera parte del acto agradeciendo la labor de las entidades que hacen posible esta jornada, en lo que ha sido su primer acto presencial después de su nombramiento.

"Tenemos que vivir la Noche de las Religiones los 356 días del año"

La señal de partida de la sexta edición de la Noche de las Religiones ha sido la mesa redonda "Diversidad y ciudadanía", moderada por el periodista David Casals. Han participado Josep-Lluís Carod-Rovira, filólogo y escritor, y Laila Karrouch, escritora y enfermera, que han reflexionado sobre los retos de una sociedad en la que todavía hay muchos prejuicios y estereotipos que a menudo son fuente de discriminación. Esta discriminación la ha vivido de primera mano Karrouch, que durante la mesa redonda ha puesto varios ejemplos de la desinformación que existe entre la ciudadanía, propiciada, en parte, por los mismos medios de comunicación: "Están surgiendo periodistas que nos tratan como a arcaicas y sumisas, y nos quieren enseñar cómo vivir. Mi reto es ser respetada, y si quiero ir con pañuelo me lo pondré sin pedirlo a nadie". 

Para Carod-Rovira una de las soluciones pasa por la creación de una materia de cultura religiosa en las escuelas, que "nos ayudaría a comprender dónde estamos, y nos permitiría no hacer tanto el ridículo". Por otra parte, como ha explicado, esta asignatura también ayudaría a los niños que vienen de otros países: "Pueden tener unas prácticas y unos valores diferentes, y así no se sentirían tan cerrados en sus tradiciones". El cierre, como ha manifestado el propio Carod-Rovira, es lo que hace que muchas personas vivan su religión con miedo y a escondidas, y es por este motivo que ha recordado que "lo que necesitamos no son noches, sino vivir el espíritu de la Noche de las Religiones los 365 días del año".

Pero los medios no son los únicos que deben mejorar: "Hay tres colectivos que necesitan más formación en los aspectos básicos de las religiones: los políticos, los periodistas, y el sistema educativo en general", explicó Carod-Rovira. En este sentido, desde su experiencia en el ámbito político, ha destacado la hipocresía de algunos líderes políticos, que demuestran a diario su desconocimiento de la cultura religiosa: "Venimos de una tradición donde las formaciones políticas conservadoras tienen una cierta tendencia confesional, y en las de izquierda se manifiesta una cierta tendencia antirreligiosa un poco infantil. He visto algunos políticos que felicitan a los musulmanes públicamente por el inicio del Ramadán, pero luego no dicen Feliz Navidad porque no les gusta ".

"Debemos aspirar a vivir en una sociedad donde no haya que dar explicaciones"

"Hoy en día, decir que eres creyente es casi como un pecado, la gente queda sorprendida". Con estas palabras Laila Karrouch explicó la tendencia de pensamiento que se encuentra a diario en la sociedad, y que hace que tenga que dar explicaciones a la gente sólo por el simple hecho de tener una determinada creencia. Es por ello que Karrouch manifestó que debemos "aspirar a vivir en una sociedad donde no haya que dar explicaciones" y donde haya más tolerancia para mejorar la convivencia de las personas. Para ello, explicó que lo más importante es la voluntad, como se ha visto en otros momentos de la historia: "La humanidad ha sido capaz de hacer cosas increíbles, y si se ha avanzado es porque había voluntad de hacerlo. De esta misma manera tenemos que poder mejorar la convivencia. Si no lo hacemos es porque no existe la voluntad".

Carod-Rovira se ha sumado a esta llamada y ha remarcado la necesidad de salir de los tópicos, que todavía presentan a la gente con la etiqueta de su confesión religiosa: "No todos piensan lo mismo, hay musulmanes muy diferentes, católicos muy diferentes... es un error poner etiquetas porque siempre hay matices y diferencias".

Un punto de encuentro para la diversidad de la ciudad

Con esta mesa redonda, que ha estado seguida de una intervención musical de Vincent Bottomley, ha comenzado una sexta edición de la Noche de las Religiones en la que participan 40 entidades religiosas de Barcelona. El programa de actividades de este año ha contemplado diferentes formatos, tanto virtuales como presenciales, que se han celebrado en los diferentes centros de culto para favorecer el diálogo y la cultura de paz. De este modo, como ha explicado Carod-Rovira, se ha podido romper la tendencia que viven muchas personas, que "nunca han puesto los pies en un lugar de culto diferente al de su confesión religiosa", y les ha permitido convivir y entender la realidad multirreligiosa y multiconviccional que se vive en nuestro país. 

La celebración de la Noche de las Religiones es posible gracias a la organización de la AUDIR, que cuenta con la colaboración del Ayuntamiento de Barcelona y de la Fundación la Caixa.